Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos el empresario que gestionaba el Eldense, el entrenador, su ayudante y dos jugadores

El arresto del italiano Nobile Capuani, de dos futbolistas y del ayudante del técnico se suma al del entrenador del club alicantino tras las denuncias por supuesto amaño de partidos

Jugadores del Barcelona B y del Eldense tras el 12-0. F. ZUERAS DIARIO AS. Vídeo: ATLAS

Nobile Capuani, uno de los representantes en España del grupo inversor italiano que desde enero gestionaba al Eldense, ha sido detenido este martes en Elda (Alicante) envuelto en el escándalo que rodea al club alicantino por el supuesto amaño de la derrota 12-0 contra el Barcelona B. Según ha podido confirmar EL PAÍS, la Policía detuvo también al portero del equipo Alessandro Zanier, que fue liberado este martes por la noche, al ayudante del técnico, Francisco Ruiz y a los centrocampistas Nico Cháfer y Mikey Fernández. Estas detenciones se suman a la del entrenador del equipo, Filippo Vito di Pierro, que fue contratado en enero por el fondo inversor en su llegada a Elda.

Capuani y su secretario técnico Salvatore Casapulla habían sido forzados a abandonar el Jumilla a principios de marzo de 2016. La plantilla de jugadores encabezada por el capitán Jorge Perona y asesorada por el abogado del club, Paco Serrano, se resistió a acatar órdenes que consideraban ilegítimas después de tres meses sin cobrar, sugerencias de amaños y una avalancha de fichajes de jóvenes manifiestamente incapaces de competir en Segunda B.

Un año después, Capuani y su gente viven una situación similar. La denuncia de varios jugadores y del presidente de la junta gestora del Eldense, David Aguilar, forzó su salida del club al que habían llegado hace solo tres meses y produjo ya dos detenciones.

La Policía Nacional había detenido este lunes por la noche al entrenador del Eldense, horas después de las declaraciones de Cheikh Saad, el atacante mauritano de 26 años que destapó el supuesto amaño. El italiano Filippo Vito di Pierro había sido contratado en enero por el grupo inversor de ese país que comenzó a gestionar entonces al club alicantino y es quien habría dado las órdenes a los jugadores para arreglar el partido.

Según fuentes policiales, han declarado ya varias personas ligadas al caso y la investigación sigue abierta. Di Pierro declaró en la comisaría de Elda (Alicante) tras las denuncias de amaño y se le acusa de corrupción entre particulares.

El técnico italiano carecía de titulación oficial como entrenador, por lo que figuraba como responsable de material para poder sentarse en el banquillo. Como primer técnico figuraba Fran Ruiz, que en la práctica, ejercía de segundo entrenador del equipo. Ruiz se defendió este lunes en el programa de radio El Larguero. "En principio, eran órdenes de arriba, del entrenador. Era que 'este partido está visto para sentencia'", dijo Ruiz. No dije ni una palabra en el banquillo, no hice ningún cambio ni mandé a nadie a calentar. Y presenté mi renuncia", argumentó.

"Ruiz es un sinvergüenza. Estoy seguro de que él lo sabía", dice Cheikh Saad, el atacante mauritano de 26 años, que admite estar más tranquilo tras el apoyo de algunos compañeros que fueron a hacer la denuncia con él. "De todas formas, yo soy el que más ha hablado y me da un poco de miedo todo este tema de la mafia de Calabria", cuenta.

Más información