Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trekking por los dominios del oso

La naturaleza salvaje de los Parques Nacionales de Kuusamo, Finlandia

En el 2017, Finlandia celebra sus 100 años de independencia. Este año es el momento ideal para disfrutar una aventura en el salvaje norte de Europa, donde los finlandeses van a celebrar el gran acontecimiento con infinidad de eventos, mucho de ellos tendrán lugar en su naturaleza salvaje de la que se siente especialmente orgullosos. Cómo por ejemplo, proclamar el 40 parque nacional, en el centenario de la nación, al entorno natural Hossa, al sur de la ciudad de Kuusamo, con más de 100 km en rutas para trekking y 60 km de río para piragüismo. Le propongo aprovechar el momento y realizar este año un viaje de trekking por la naturaleza más salvaje de Europa.

Guía del viaje

Trekking por los dominios del oso

Parque Nacionales de Kuusamo

Destino: Laponia finlandesa.

Actividad: Senderismo, piragüismo y observación de osos.

Duración: de 7 a 10 días.

Dificultad: Fácil a Medio, en ocasiones difícil.

Idioma: finlandés e inglés

Temporada: Agosto – octubre

Visados: No. DNI o pasaporte en vigor.

Vuelos: Directo a Helsinki, conexión Kuusamo.

Clima: Templado durante la Ruska (cambio de estación). Con temperaturas entre 15 ºC y 2ºC

Desde Kuusamo, a una hora conduciendo hacia el norte, se encuentra el Parque Nacional de Oulanka, un paraíso para senderistas e investigadores por su gran diversidad biológica: la Taiga Siberiana. En el parque se encuentra la ruta Karhunkierros, o la ruta del oso (Karhu en finlandés), una de las más renombradas de Finlandia que cuenta con 86 Km de longitud. Una ruta no excesivamente difícil pero que requiere algo de preparación. A través de la ruta, marcada en naranja en arboles y piedras, se puede experimentar todos los paisajes que ofrece el parque: aguas rápidas y rugientes, acantilados, bosques frondosos y de pino, praderas y hasta cenagales. La mejor época del año para adentrarse en el parque es entre junio a octubre. En octubre se produce una explosión de color en los bosques debido al cambio de estación, momento ideal para realizar la ruta. Eso sí, si los mosquitos no le acribillan a uno. Hay que llevarse calzado de trekking con goretex y repelente de insectos.

Parte de la ruta se puede hacer con canoa por el rio Oulankajoki, algo que hay que marcar en el plan como obligado. Aunque el primer tramo requiere un poco de experiencia con el remo, ya que hay rápidos y el rio no es muy profundo. Se puede navegar a lo largo de 13 Km desde el centro de visitantes del parque, al principio entre gargantas con aguas rápidas y luego a través de meandros orlados por praderas. El segundo tramo es ya apto para aventureros sin experiencia en canoas, 28 km de aguas tranquilas.

Durante el trekking se puede avistar alces, renos y osos, también lobos y linces aunque estos son más raros y más difíciles de ver. Y los puntos que no hay que perderse son el cañón del rio Oulankajoki, los 9 puentes colgantes que lo cruzan y los riscos Ristikallio del rio Aventojoki.

Vista otoñal de la ruta Karhunkierros. Parque Nacional de Oulanka ampliar foto
Vista otoñal de la ruta Karhunkierros. Parque Nacional de Oulanka

Al sur del parque se encuentra el Basecamp Oulanka desde donde se puede disfrutar de los tres grandes rápidos del rio Kitka en el modo “rafting”. Impresionantes y divertidos para los piragüistas experimentados, sin embargo, no se necesita experiencia previa y se cuenta con la ayuda de guías.

Para pasar la noche se puede elegir el propio hotel Basecamp, una gran cabaña de madera con 18 habitaciones y, cómo no, sauna. Pero a mí lo que más me motiva son las cabañas tradicionales que solo son accesibles desde el rio y en canoa, y si andamos cortos de efectivo, existen las Open Wilderness Huts, refugios de madera del Parque Nacional para descansar y pasar una noche o dos, sin coste alguno.

Fuego de campamento. Parque Nacional Riisitunturi ampliar foto
Fuego de campamento. Parque Nacional Riisitunturi

Al día siguiente, hay que viajar hacia el oeste. A unos cuarenta minutos en coche se encuentra el Parque Nacional de Riisitunturi, uno de los tesoros paisajísticos que se pueden encontrar en Laponia. En invierno se puede disfrutar de ese escenario onírico de los bosques de píceas completamente cubiertos de nieve y hielo, una mezcla de merenguen gigante con estalagmitas de infinidad de formas, donde hacer una ruta con raquetas o, mejor aún, una ruta de esquí nórdico es una experiencia fantástica. Aunque en verano también tiene su punto completar una ruta de trekking, sin importar lo larga que sea, porque el sol de medianoche proporcionará las horas de luz que se precisen. Así que, si el tiempo no es el factor limitante, habrá que optar por la ruta Riisitunturi Trail que cruza los 26 Km del parque de norte a sur. A través de esta ruta se podrá disfrutar de los bosques de píceas y de las lagunas colgadas en las laderas de las colinas. Casi todo el parque está por encima de los 300 metros sobre el nivel del mar, con puntos de más de 400 m desde donde se domina una vista impresionante de los lagos al sureste del parque.

Después de realizar el trekking y pernoctar, se pone rumbo sur, hacia el recién inaugurado Parque Nacional de Hossa. Famoso por sus lagos y sus frondosos pinares, el parque conserva reliquias de asentamientos prehistóricos, hace de miles de años, en forma de pinturas chamanística. Como el resto de parques nacionales, Hossa tiene una tupida red de senderos de todo tipo y longitud, yo me decanto por el sendero Kylmäluoma de 30 km En el área hay más de 90 lagos y lagunas de aguas cristalinas llena de peces, así que al que le guste pescar ya sabe, yo prefiero apuntarlo para hacer una ruta en piragua.

Ruta Peranka. Parque Nacional de Hossa, Finlandia ampliar foto
Ruta Peranka. Parque Nacional de Hossa, Finlandia

Hossa es zona de cría del reno, así que en el transcurso de la ruta se encontrarán bastantes, también alces. Por supuesto existe una población residente de oso pardo, el objeto de este viaje, el encuentro es probable. Los otros grandes carnívoros como los lobos tienen un dominio mayor transfronterizo y son más tímidos, es probable que se encuentren en Rusia, pero con un poco de suerte no. Uno de los animales más llamativos del parque, es el arrendajo funesto, o arrendajo de Siberia, llamativo no por aspecto o librea, si no por comportamiento. El pequeño pájaro es tan curioso, que suele seguir a los senderistas a lo largo del camino. Lo de funesto no sé por qué le viene, esperemos que sea una broma Lineo.

Con respecto a las rutas en canoa la más atractiva es la de Peranka, de 75 km de longitud. La componen 30 Km a través de lagos, 13 tramos de aguas rápidas y 42 m de cataratas. En los rápidos de Lounatkoski se recomienda desembarcar, ya que allí se encuentran las cataratas más respetables.

Renos en el sendero Kylmäluoma. Parque Nacional de Hossa, Finlandia ampliar foto
Renos en el sendero Kylmäluoma. Parque Nacional de Hossa, Finlandia

Cuando acabe la jornada una de las mejores cosas que tiene el parque, al menos para mí, son los refugios abiertos con fuego de campamento ¿Qué mejor que dar un broche de oro a la ruta, alrededor del fuego, en las lindes de la fronda sobre la orilla de uno de esos magníficos lagos?

Si durante el viaje de trekking no nos hemos encontrado a ningún oso, o los suficientes, o todavía se tiene ganas de ver más lo mejor es contactar con una de las empresas especializadas en observación de osos, dirigirse hacia la frontera con Rusia, y darse el festival plantígrado en este glorioso año del centenario de la independencia de Finlandia.

Karhu, el animal sagrado de Finlandia

Osos pardos con oseznos en la Taiga finlandesa
Osos pardos con oseznos en la Taiga finlandesa Finland

El oso pardo tiene un gran arraigo en la cultura finlandesa y mitología nórdica. Karhu, el oso, no era un animal más, era el más sagrado de todos los animales, se creía que era la reencarnación de los antepasados y nunca era nombrado por su nombre, si no por una serie de eufemismos, como hermano o espíritu del bosque. Cuando se cazaba se hacía una gran celebración en su honor para convencer al espíritu del oso que se había muerto accidentalmente, su cabeza era situado en un lugar alto para favorecer su ascenso y reencarnación, y su carne no se comía hasta que no se convertía en otra carne, porque era canibalismo. Sin duda el oso pardo es un animal tan magnífico como para engendrar todo es gran mundo mitológico, digno de viajar miles de kilómetros solo para observarlo en su entorno natural.

En Finlandia hay mas de 1500 osos pardos, de la subespecie europea (Ursus arctos arctos), mucho más numerosos al este de Finlandia en el territorio transfronterizo con Rusia. Durante los meses de invierno suelen hibernar en sus madrigueras cubiertas de nieve donde nacen los oseznos pero entre abril y septiembre es fácil observarlos, las empresas dedicadas a la observación del oso o al menos garantizan un “encuentro”, eso sí, quizá hay que pasar un par de noches en el bosque.

El oso pardo finlandés puede alcanzar los 300 kilos, y los 2 metros de longitud, bastante impresionante. Pero a pesar de su coloso porte y su extraordinaria fuerza, los accidentes entre osos y personas son bastante raros. El oso finlandés es mucho más tímido que su primo americano. En Norteamérica, donde los ataques a humanos también son infrecuentes, es la especie que más ataques genera, del orden de 5 veces más que el oso polar y 22 veces más que el oso negro. Pero en Finlandia es diferente. Los oso tiene un gran olfato, mucho mejor que el perro y en cuanto detectan la presencia humana salen escopetados en dirección contraria. Por eso se recomienda no llevar colonia ni repelente anti mosquitos cuando se quieren ver.

Pero cuando se desea lo contrario, no encontrarse con osos pardos, los expertos aconsejan ir haciendo ruido mientras se recorre el bosque, y no llevar ningún olor atractivo como colonia afrutada, mascar chicles o comida mal empaquetada, quizá el repelente de insectos aquí cumpla una doble función. ¿Qué pasa si aun así uno se topa con un oso? Pues los naturalistas finlandeses dan la siguiente pauta: quedarse quieto si el oso está demasiado cerca, sin perderle de vista darse la vuelta lentamente, alejarse en la dirección contraria unos 300 metros y buscar otra ruta alternativa.

Volviendo a la fantástica experiencia del encuentro con osos pardos, lo mejor es contratar los servicios de una empresa que se dedique a la observación de osos. Ellos saben cuáles son los lugares más propicios para observar un oso y cuál es la mejor forma de hacerlo de la manera más segura. Por lo general claros del bosque en cuya linde sitúan sus cabinas de observación, dejando cebos de fruta o salmón en el centro del claro para atraer a los osos.

Lo único que se necesita es meterse en la cabina, un par de sándwiches, binoculares o cámara fotográfica y a esperar la llegada del espíritu del bosque.

Lista Material básico

Zapatilla multifunción Cuba, con goretex y suela de Vibram
Zapatilla multifunción Cuba, con goretex y suela de Vibram
Mochila de 20 litros.

Cubremochilas.

4 camisetas de trekking, 1 de manga larga.

2 camisetas de dormir.

1 pantalón de trekking.

Forro polar.

Cortavientos goretex.

Plumas ligero.

Braga para el cuello.

Gorro.

Botas de trekking goretex.

Zapatillas de trekking goretex.

Linterna Frontal.

Baterías y tarjetas de memoria para cámara.

GPS.

Repelente de mosquitos.

Más información