Liga Argentina

El arranque de la liga argentina se retrasa en búsqueda de un acuerdo económico

La fecha establecida para el retorno de los equipos era el viernes pero se postergaría para fines de mes

River Plate y Lanus son los únicos equipos de Primera División que jugarán el próximo fin de semana.
River Plate y Lanus son los únicos equipos de Primera División que jugarán el próximo fin de semana.Télam

La crisis institucional que atraviesa el fútbol argentino solo acumula problemas y, por ello, la liga está lejos de arrancar. Así lo confirmaron desde las oficinas de torneos de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), los clubes y los gremios de árbitros y futbolistas, aunque resta la confirmación oficial de la institución, una decisión a la que nadie quiere ponerle la firma porque agudizaría aún más la crisis de cara a la intervención perpetrada por la FIFA. En paralelo, continúan negociando los derechos de televisación de los partidos, que por estas horas encuentra al conglomerado Fox-Turner con una cabeza de ventaja luego de que mejoraran la oferta y ofrecieran cerca de 3.000 millones de pesos (casi 190 millones de dólares) por temporada.

Restan 17 fechas para determinar un nuevo campeón de liga en Argentina. Boca espera en la cima del torneo y es seguido desde cerca por Newell’s y San Lorenzo. Sin embargo, la vuelta al ruedo se postergaría al menos por tres semanas. Días atrás, el Gobierno nacional dio por finalizado el contrato vigente desde el kirchnerismo para transmitir por TV abierta la totalidad de los partidos de la fecha y aún resta saber quién se hará con los derechos. La situación dejó a los clubes –que en Argentina funcionan bajo la figura de asociación civil- sin fondos para cubrir los gastos necesarios para jugar. En suma, todavía no se acreditó la última cuota de 350 millones de pesos (casi 22 millones de dólares) que debe el Poder Ejecutivo por el Fútbol Para Todos (FPT).

“La liga no va a arrancar”, afirma a EL PAÍS el secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), Sergio Marchi, “Lo habíamos manifestado por el mes de diciembre y nadie reparo en esa situación. Hay una insolvencia generalizada en el 90% de los clubes que participan con deudas que tienen que ver con lo salarial, lo impositivo y lo previsional. La suma es abultada y se va acrecentando todos los días”. “Estoy convencido que el 12 de febrero tampoco va a empezar y si mañana aparece la plata para los salarios, tampoco se jugaría porque eso solo resolvería los problemas de un sector”, agrega.

Guillermo Marconi, titular del Sindicato de Arbitros Deportivos (SADRA), coincide y en diálogo con este diario acerca algo más de información: “Lo que tenemos es extraoficial, y es que empezaría el 26 de febrero. A nosotros nos perjudica notoriamente porque los árbitros tienen un sueldo compuesto por dos partes, un monto fijo y otro por partido. Pero tampoco está confirmada esa fecha porque ni ellos (por la AFA) lo saben, no tienen comunicación. Es un tema político que tiene mucho que ver con lo económico”.

Daniel Ferreiro, vicepresidente de Nueva Chicago y voz cantante del fútbol de ascenso, es todavía más pesimista. “Estamos lejos de un acuerdo político. Es muy difícil y muy complejo que haya futbol en este semestre”. “La fecha de ascenso estaba programada para el 28 y los dirigentes decidimos que así no se puede seguir jugando. Mañana (por el miércoles) no va a practicar ningún club del Nacional B (segunda división) por la falta de pago del gobierno”, dice Ferreiro a radio Millenium. “Solo un chino puede resolver esto porque hay posiciones encontradas. Estamos en un futbol donde la B Nacional está absolutamente destruida y en Primera tenes equipos que se tiran los millones de dólares a ver si contratan a Montoya (el jugador de moda en el libro de pases, que finalmente terminó fichando en el Sevilla). Es tanta la desigualdad que es un diálogo entre ciegos, sordos y mudos”, concluye.

Marchi revela que hay clubes de Primera División que no le pagan el sueldo a los futbolistas desde octubre y enfatiza: “En este cuadro de situación es imposible arrancar. Supongamos que hay dinero para los salarios, pero ¿Cómo haces para pagar seguridad, transporte, hotelería, médicos, utileros y kinesiólogos? Esto trasciende el pago de los salarios, es mucho más profundo y afecta a un montón de gente que vive de la economía del fútbol. Directamente son 14.000 personas (3.500 son futbolistas), y ni me quiero imaginar en forma indirecta, el que vende choripanes en la puerta o los empleados que cortan los tickets. Es un tema bastante dramático, hay casi 50.000 personas que están en vilo”.

Sin embargo, en la AFA no se escucha volar una mosca. Con el presidente de la Comisión Normalizadora, Armando Pérez, recuperándose de una enfermedad que acarrea desde diciembre, se espera una confirmación oficial acerca de la suspensión que tarda en llegar. Sobre todo cuando no se han cumplido los procedimientos acostumbrados para preparar la fecha, como el anuncio de sedes y horarios –que debería haber sido informado el lunes 23- o la designación de árbitros que debía ser este martes. Desde la oficina de árbitros confirmaron a este diario que sólo se elegirá al juez del partido del próximo sábado entre River y Lanús por la final de la Supercopa argentina y desde la oficina de torneos confirmaron en forma extraoficial que “este fin de semana no hay liga. No hay nada programado y todavía no se definieron las fechas de reinicio del campeonato”. Los optimistas se pueden contar con los dedos de una mano; son los que creen que en las próximas 72 horas aparecerá el dinero salvador del Gobierno, algo muy común en tiempos de Julio Grondona pero que en la actualidad es una entelequia.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50