Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fútbol femenino desborda de éxito al Atlético

13.395 espectadores asisten al primer partido del equipo femenino en el Calderón y presencian la victoria sobre el Barça, que pierde el liderato

IMAGEN: Á. García / Mediapro

El fútbol femenino desbordó al Atlético de Madrid. La última temporada del Calderón será también recordada como la primera en la que el equipo femenino jugó en el escenario de gala y no en el Cerro del Espino. No había partido mejor para la ocasión. El Barça, primero en la Liga Iberdrola, contra el equipo rojiblanco, segundo. La afición respondió en masa. La organización se vio desbordada. 13.935 personas, dato oficial del club, asistieron a una cita que vuelve a demostrar el crecimiento imparable del fútbol femenino. No superó, sin embargo, el récord en España, en poder del Athletic con sus 26.000 personas ante el Barça en San Mamés hace cuatro temporadas. El Atlético, empujado por la grada, se impuso al Barca 2-1 con tantos de dos exazulgrana, Marta Corredera y Sonia Bermúdez, para arrebatarle el liderato.

El sol tapaba el frío mediodía cerca del Manzanares. Una mañana perfecta para ir en familia al fútbol. Padres con bufandas tirando de niños rojiblancos. Clanes enteros, del abuelo al nieto, reunidos en la interminable cola para comprar las entradas y acceder al campo a lo largo de unos 100 metros del paseo de los Melancólicos. Entrada gratis para los socios; a cinco euros para el resto.

Todos sorprendidos. Nadie esperaba tal afluencia de gente. “Hay una cola que flipas para entrar”, avisaba un chico por teléfono posiblemente a un amigo a media hora del comienzo del partido. Un cuarto de hora después, la paciencia de los aficionados empezaba a acabarse.

Las jugadoras del Atlético, antes de su primer partido en el Calderón
Las jugadoras del Atlético, antes de su primer partido en el Calderón EFE

“Es una vergüenza”, brama Francisco Jerez, socio rojiblanco desde hace 26 años, que ha asistido con su hijo. “Me parece muy bien que el femenino juegue aquí, pero estamos enfadadísimos”, añade. Solo se puede entrar por tres puertas y la cola llega hasta casi el puente. Peor aún para los que todavía no han comprado las entradas. “Se les ha ido de las manos”, exclama otro socio, tres años de antigüedad, que espera más atrás de la cola con sus dos hijos.

A cinco minutos del partido el club habilitó dos puertas más, 13 y 14, para resolver el colapso. “Al menos es una cola con sentido”, dice una aficionada, “Aquí no da el sol y tengo frío”, le contesta su amiga, equipada con la sudadera rojiblanca. “Venimos a apoyar a las chicas y mira lo que pasa. Están desbordados”, lamenta otra hincha, Antonia Toro, que ha venido con su marido y su hijo y ha comprado la entrada con una hora de antelación.

Empieza el partido y el runrún de los que esperan se convierten en pitos. Empleados del club equipados con walkie talkie corretean entre la gente para ayudarles a entrar al campo. Los que han llegado al Calderón con el tiempo más ajustado no entran hasta casi la media hora de juego. Algunos escuchan el gol de Marta Corredera, en el minuto 27, desde fuera. Cinco minutos después Sonia Bermúdez, máxima goleadora de la Liga iberdrola, marca el segundo con un disparo combado a la escuadra de Sandra Paños. Dos amigas que compartieron años de vestuario en el Barça asestando dos golpes a su exequipo. La ovación de la grada por los goles, los uys y los aplausos sonaron como nunca en un partido del Atlético femenino. También se escucharon cánticos del Frente y referencias al nuevo escudo que ha presentado el club: “El escudo no se toca”.

Al descanso aún se podía ver entrar a gente.

A la hora de partido reaccionó el Barça con un testarazo a la red de Andressa Alves. Empujó la grada como nunca cuando peor se le puso a su equipo, que resistió con el 2-1 hasta el final del partido para asaltar el liderato y recomendarle a su rival que igual también deberían jugar en el Camp Nou. 

“Que se vea que también tenemos tirón”

“Para nosotras era un sueño hace apenas unas semanas y ahora ya es realidad”, exclamó Marta Corredera, autora del 1-0 del Atlético en la primera parte, visiblemente emocionada tras estrenarse con victoria en el Calderón. “Que esto sirva para que todo el mundo vea que nosotras también tenemos tirón, aunque mucha gente piense lo contrario”, reivindicó. “A pesar de la derrota, pensando en el fútbol femenino, me voy emocionada por lo que está cambiando aquí. Acabo de llegar y no me esperaba que las cosas estuvieran evolucionando a pasos agigantados”, aseveró Vicky Losada, que hace un mes volvía al Barcelona tras su experiencia en el Arsenal.

Más información