Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bayern cae en Rostov y se acostumbra al fracaso

El equipo de Ancelotti profundiza en su crisis de resultados. El Manchester City logra su acceso a octavos de final tras empatar en casa del Borussia Mönchengladbach

El iraní Sardar Azmoun celebra uno de los goles del Rostov ante el Bayern.
El iraní Sardar Azmoun celebra uno de los goles del Rostov ante el Bayern. AFP
Champions League Grupo D Jornada 5

FINALIZADO

Ha jugado tres partidos en noviembre y no ha ganado ninguno el Bayern de Múnich, derrotado en Rostov (3-2) en un partido que retrató los problemas del equipo que entrena Carlo Ancelotti, que dio cancha a varios futbolistas que no son habituales en el once titular, con Neuer, Robben y Javi Martinez en casa y Hummels, Müller, Kimmich y Xabi Alonso en el banquillo. En todo caso no hay disculpa para el cuadro alemán. La derrota profundiza en su mal momento porque abrió el mes con un empate en casa ante el Hoffenheim, cayó el pasado fin de semana en Dortmund. El próximo recibe al Bayer Leverkusen en el Allianz Arena. El resultado también facilita las cosas al Atlético, que con un empate frente al PSV sería primero de grupo.

Rostov

5-3-2

Ivan Daniliants

35

Dzhanaev

23

Mevlja

44

César Navas

4

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Granat

30

Kudryashov

89

Erokhin

84

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Gatkan

16

1 goles Gol

Noboa

2

Cambio Sale Terentjev

Kalachev

20

1 goles Gol Cambio Sale Grigoriev

Azmoun

7

1 goles Gol (p) Cambio Sale Saeid Ezatolahi

Poloz

26

Ulreich

13

Rafinha

28

Badstuber

18

1 goles Gol

Bernat

21

Lahm

6

Thiago

11

1 goles Gol

Douglas Costa

9

Lewandowski

7

Ribéry

17

Cambio Sale Hummels Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Boateng

35

Cambio Sale Müller

Renato Sanches

Bayern

4-3-3

Carlo Ancelotti

El Bayern tuvo la pelota en Rostov, se fue hasta un 67% de posesión, remató 21 veces y su rival apenas lo hizo seis, le metió tres goles y explotó una alarmante fragilidad defensiva ante un rival que siempre le inquietó a la contra sobre todo por mediación del iraní Azmoun, que fue una pesadilla para los germanos, el autor de marcar un tanto justo antes del descanso que fue decisivo porque igualó la ventaja que diez minutos antes había materializado Douglas Costa para los bávaros.

El Bayern se cayó en la reanudación y quedó en evidencia su central Boateng, que estuvo desastroso. En una de sus múltiples tachas cometió un penalti sobre el ecuatoriano Noboa. Transformó Poloz y el control del partido ya no dejó de ser para los rusos por más que Bernat engatillase un remate a la escuadra que volvió a poner las tablas en el marcador. Regresó Noboa al primer plano, embocó un libre directo desde la frontal y con más de veinte minutos por delante el Bayern ofreció un ejercicio de impotencia, con Müller ya sobre el campo, pero sin que Ancelotti agotase todas las sustituciones.

El Manchester City se clasifica para octavos

Al margen de la derrota del Bayern y de las victorias de los equipos españoles, el resto de partido de Liga de Campeones celebrados para completar la quinta jornada acabaron en empate. El Manchester City ya está en octavos de final al igualar (1-1) en campo del Borussia Mönchengladbach, que aseguró su plaza en la Europa League a costa del Celtic. En Londres el empate (2-2) entre Arsenal y PSG da la ventaja al equipo de Unai Emery de cara a la última jornada por el doble valor de los goles en campo contrario en caso de empate final a puntos. Si los parisinos superan al Ludogorets en el Parque de los Príncipes acabarán promeros de grupo.

Benfica, Nápoles y Besiktas prorrogaron su situación en un grupo agónico en el que los turcos salvaron una situación complicada al igualar una desventaja de tres goles frente a los lusos. Un gol de Aboubakar sobre la hora tras rematar un centro de rabona de Quaresma les hece depender de sí mismos en la última jornada para entrar en octavos. El Besiktas visita al Dynamo Kiev, ya eliminado, mientras Benfica y Nápoles se enfrentarán en Lisboa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información