Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España empata ante Austria y se abona al sufrimiento

Los de Celades deberán resolver la eliminatoria para la Eurocopa 2017 en Albacete

Deulofeu cae en presencia de Schoissengeyer.
Deulofeu cae en presencia de Schoissengeyer. EFE

Hay chistes futboleros que bromean con que de penalti no se gana, y aunque España hizo todo lo posible por negarse ante semejante norma, al final tuvo que conformarse con no ceder todo el botín obtenido desde los once metros. En el primer capítulo de la repesca por alcanzar la Eurocopa de 2017, la selección de Celades se topó con una Austria que demostró mayor desparpajo del esperado y acabó lamentando al mismo nivel que su rival el resultado del partido.

AUSTRIA, 1 - ESPAÑA, 1

Austria: Bachmann; Mwene, Schoissengeyer, Lienhart, Martschinko; Schlager (Jager, m. 92), Laimer, Wydra, Sallahi (Friessenbichler, m. 51); Stec (Schmerböck, m. 46), Dovedan. No utilizados. Gartler, Leitner, Gugganig, Jager, Wober, Prokop, Sittsam, Gruber, Murg.

España: Kepa; Jonny, Meré, Vallejo, Gayá; Saúl; Deulofeu (Mayoral, m. 86), Óliver, Denis Suárez, Asensio (Llorente, m. 71); Williams (Munir, m. 78). No utilizados: Rubén, Manquillo, Diego, Aarón, Oyarzabal, Merino.

Goles: 0-1. M. 46. Deulofeu, de penalti. 1-1. M. 61. Jonny, en propia puerta.

Árbitro:Benoit Bastien. Amonestó a Meré, Schoissengeyer, Mwene, Martschinko, Dovedan.

Sankt Polten. Unos 2.000 espectadores.

Consiguió España ponerse por delante gracias a un penalti provocado por Deulofeu gracias a una de esas maniobras que determinan la cocción de los defensas. Schoissengeyer se demostró bastante verde al caer en los envites del extremo español que le dejó la pierna y aderezó su caída con el esmero suficiente para lograr el premio. Fue él mismo quién transformó el penalti el día en el que cumplía su 32º partido con la camiseta de España, el mayor registro de la historia de la sub-21.

El tanto llegó en el último minuto de una primera mitad en la que España tocó mejor gracias a Saúl y Denis Suárez, y generó peligro en ataque por medio de Asensio. Pareció por momentos Austria un rival de fácil retrato aunque tras el descanso el conjunto de Gregoritsch adelantó sus líneas y comprometió por momentos a una España, que recurrió entonces al despeje como defensa. Fruto de semejante presencia ofensiva Jonny, tratando de evitar que el balón llegase a Laimer lo introdujo en la portería de Kepa con un mal despeje.

Trató de reforzar el centro del campo Celades con la entrada de Llorente, y afiló el ataque con Munir en lugar de un desatinado Williams. El delantero del Valencia pudo desnivelar el partido con un último remate que, sin embargo, se marchó desviado. La resolución de la eliminatoria queda en el aire para el encuentro de vuelta el martes en Albacete. Allí, chistes los justos, manda el suspense.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información