Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Enrique: “El tiempo habla por sí solo de lo que ha hecho este equipo”

El entrenador del Barça, animado por el estreno europeo ante el Celtic, recuerda los éxitos recientes tras el “inesperado” traspié ante el Alavés

Luis Enrique, durante el último entrenamiento del Barça. Ampliar foto
Luis Enrique, durante el último entrenamiento del Barça. Getty Images

Encuadrado en un grupo complejo, el Barcelona arranca este martes la Champions League ante el Celtic de Glasgow, un club heráldico de Escocia y Europa que ya ganó la Orejona en 1967, cuando el pequeño panocha Jimmy Johnstone trazaba regates y cambios de ritmo imposibles. De esa enjundia le queda poca, pero siempre es un rival rocoso que sabe defenderse como pocos. Y eso es lo que le preocupa ahora al Barcelona, que recibe rivales en el Camp Nou que plantan defensas de cinco como hiciera el Betis o el Alavés este fin de semana pasado, capaz de ganarle por sorpresa en un duelo para olvidar de los azulgrana. “No sé si pondrán cuatro o cinco atrás, pero nosotros tenemos que intentar tener la posesión de la pelota, llegar por las bandas y crear ocasiones”, convino Jordi Alba. “Sí que han jugado con cinco en la previa de Champions y no les salió muy bien. Pero contemplamos todas las posibilidades”, sumó el técnico Luis Enrique, convencido de que Brendan Rodgers no será tan defensivo como sus predecesores.

La historia dice, sin embargo, que el Celtic nunca le ha ganado en las cinco visitas que ha hecho al Camp Nou y que es un equipo que se siente muy cómodo en su casa, envuelto en los cánticos del You’ll never walk alone, pero que a domicilio pierde contundencia, hasta el punto de que suma ocho partidos europeos sin ganar, incluidas las derrotas ante el Lincoln gibraltareño y el Hapoel Beer-Sheva israelí en la previa de esta Champions. “Pero nos pondrán las cosas muy difíciles. El Celtic ha cambiado mucho en los últimos años y sabe jugar la pelota”, resolvió Jordi Alba. En ese sentido se expresó Luis Enrique: “Había rivales más asequibles en el bombo, pero lo afrontaremos con la alegría de jugar contra un histórico, y cuando juguemos allí disfrutaremos de un gran campo. Como equipo, está muy trabajado y les gusta presionar alto tras la pérdida. Tendremos que hacer muchas cosas como superar esa presión, ser contundentes en defensa, generar ocasiones…”. Mecanismos que no funcionaron ante el Alavés.

“Ahora toca la Champions y conviene ser sólidos y fiables. Es básico comenzar bien, también para nuestra moral por la derrota inesperada en Liga”, se arrancó el entrenador azulgrana; “a mí me gustaría no fallar nunca, pero esto no es una ciencia exacta y no lo he visto casi nunca. Pero este equipo tiene una historia reciente apasionante y dos años con nosotros fuera de dudas. Aunque eso no significa que no podamos fallar”. Así lo entendió Alba: “Hemos empezado bien la temporada y eso fue un accidente. Este equipo ha hecho dos tripletes y eso no nos lo quita nadie. Cada vez vamos a más y estamos haciendo grandes temporadas que ojalá que se repitan porque el objetivo, como siempre, es competir bien y ganar todos los títulos”. Y Luis Enrique añadió: “El tiempo habla por sí solo de lo que ha hecho este equipo. Ahora están fastidiados, pero volvemos a jugar y con muchas ganas de competir mañana”.

Las demás aficiones no me motivan… porque me dicen de todo. A mí me gusta la del Barça

Jordi Alba

Aunque sí que quiso dejar claro un aspecto, toda vez que son muchos los jugadores nuevos en el plantel. “Hay que ajustar automatismos, darles información para que ese periplo sea lo menos traumático posible”, explicó. Las incorporaciones dan fondo de armario pero también traen competitividad al grupo. “Siempre he tenido competencia porque con Adriano también la tenía. Ahora, se ha fichado mucha gente joven (Digne peleará con él por la retaguardia izquierda) y eso no te deja despistarte. Nos hará mejores porque en cualquier momento puedes salir del once titular y eso es un mensaje positivo para el grupo”, expuso Alba. Aunque nadie duda que arriba jugarán Messi, Luis Suárez y Neymar, que se podrían encontrar por primera vez en el césped en este curso. “Son los tres mejores delanteros del mundo y ellos te da más calma. Pero se trata de ser un equipo”, reivindicó Alba. Un equipo que empieza la Champions League.

Se sabe que el Celtic traerá consigo un buen puñado de aficionados escoceses, ruidosos y animados como son. “Sí que se les oye”, convino Alba; “y me parece bien que haya aficiones así. Pero a mí las demás aficiones no me motivan… porque me dicen de todo. A mí me gusta la del Barça, que es la que me quiere”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información