Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Armada, a toda máquina

El tenis español firma un pleno de victorias en la segunda jornada: Muguruza, Suárez y Bautista progresan en individuales y Ferrer-Bautista y Nadal-López también avanzan en el dobles

Muguruza golpea la pelota de revés.

No son los mejores tiempos para el tenis español, ansioso de savia nueva y de una generación venidera que todavía no llega ni asume el relevo. Sin embargo, el papel de la Armada en el arranque de los Juegos de Río no admite reproche alguno. Después de un estreno brillante, el segundo día se tradujo en otro desfile victorioso.

Abrió la senda Carla Suárez, que venció por 7-6 y 6-3 a la croata Ana Konjuh después de un arranque a trompicones y mucha contundencia en el segundo parcial; la canaria se enfrentará en los octavos a la estadounidense Madison Keys. Cogió el testigo Roberto Bautista (7-6 y 6-2 a Paolo Lorenzi), citado en la siguiente ronda con Gilles Müller (6-4, 6-2 al francés Jo-Wilfried Tsonga) y mantuvo la inercia Garbiñe Muguruza (doble 6-1 a Nao Hibino), de nuevo a punto tras la desilusión de Wimbledon en julio. La hispano-venezolana encara ahora a la puertorriqueña Monica Puig.

Entrada la noche, el turno fue para el dúo Ferrer-Bautista, que no tuvieron excesivos problemas (6-3 y 7-6) ante los polacos Lukasz Kubot y Marcin Matkowski y se jugarán el acceso a las semifinales contra los estadounidenses Steve Johnson y Jack Sock. Y en la recta final, fueron Rafael Nadal y Marc López los que rubricaron el pleno en un día magnífico en Río de Janeiro. Lo hicieron al batir a los argentinos Juan Martín del Potro y Máximo González por 6-3, 5-7 y 6-2. El siguiente escollo para ellos será la pareja austríaca formada por Oliver Marach y Alexander Peya.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información