Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Holanda es demasiado para España

La selección femenina de hockey hierba, goleada (5-0) en su debut por las actuales campeonas del mundo y olímpicas

La española Xantal Gine (izquierda), disputa la bola a la holandesa Eva de Goede.
La española Xantal Gine (izquierda), disputa la bola a la holandesa Eva de Goede. EFE

La selección española femenina de hockey sobre hierba arrancó ayer su andadura en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con una contundente derrota frente a Holanda (0-5), que se impuso cómodamente y afianzó su cartel de favorita a la medalla de oro sobre el césped del Centro Olímpico. Las holandesas fueron muy superiores durante todo el encuentro y no dieron opciones a las españolas.

Las pupilas de Adrián Lock no consiguieron mantener el buen nivel defensivo y acabaron derrumbándose a partir del segundo cuarto, en el que sus errores y los aciertos holandeses sentenciaron el encuentro, dejando un demoledor 0-4 al descanso. Además, el seleccionado nacional habría tenido más opciones si hubiera estado más acertada en los penalti-córner, suerte en la que falló sus seis intentos.

Superioridad numérica

A pesar del buen nivel defensivo mostrado por las RedSticks en el inicio del encuentro, la actual campeona del mundo y doble campeona olímpica en 2008 y 2012, logró abrir el candado con un gol en superioridad numérica de Welten que supuso un jarro de agua fría para las españolas.

Las de Lock no encontraban facilidades para llegar a la meta de una Sombroek que, además, se mostraba imbatible en los tres lanzamientos de penalti-córner que dispuso España. Por el contrario, las oranje aprovechaban cada ocasión y cada tiro lejano. Leurink y Keetels ampliaron el marcador, antes de que la especialista Paumen convirtiera el primer penati-córner de su equipo, anotando el contundente 0-4 con el que se llegó al descanso.

Tras un periodo en el que el ritmo bajó, Holanda volvió a anotar en el último cuarto por mediación de Paumen, que convirtió su segundo penalti-córner, mientras que las RedSticks continuaron negadas en esta faceta y se marcharon de vacío pese a sus intentos.

Con esta derrota, previsible, España deberá centrar toda su atención en el próximo partido, aunque las buenas sensaciones mostradas en el arranque y en el tercer tiempo pueden suponer un empujón de moral para el joven equipo entrenado por Lock. “Empezar jugando contra Holanda es el comienzo perfecto. Es el momento en el que escogería a este rival. Ellas tienen todas las expectativas de ganar el torneo y cada partido”, advertía Lock en la previa del partido. Las sospechas de Lock se confirmaron y ahora tiene que trabajar para que sus chicas se recompongan.

Para el segundo encuentro, las españolas se enfrentarán a China en la madrugada del martes (00.30 hora española).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.