Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin no asistirá a la ceremonia de inauguración de los Juegos de Río

Solo tres líderes del G20 acudirán a la inauguración de los Juegos de Río

Vladimir Putin, presidente de Rusia.
Vladimir Putin, presidente de Rusia. AP

El presidente ruso, Vladímir Putin, no acudirá a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, pese a que el Comité Olímpico Internacional (COI) decidió no vetar a los deportistas rusos. “No, en los planes del Presidente no figura tal viaje. Tiene otra agenda de trabajo”, informó Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, aunque no descartó que el mandatario ruso viaje a Brasil en medio de los Juegos para animar a los deportistas rusos, entre los que no figurarán los miembros del equipo de atletismo, vetado por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF).

 

La de Putin no será la única ausencia. Cuando los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro se inauguren el próximo 5 de agosto, habrá muy pocos jefes de Estado y de Gobierno para verlo. En un clima internacional enrarecido por la crisis política de Brasil, la oleada de violencia en diversos países y la cercanía de las elecciones locales han provocado que, a menos de dos semanas del inicio de los Juegos, el Gobierno pueda contar solo 45 delegaciones en las que estarán figuran los presidentes o primeros ministros de sus países. Eso de un total de 206 naciones que participan en los Juegos de Río, los primeros que se celebran en Sudamérica.

Por contrastar, a la última inauguración, en 2012, en Londres, fueron 95 autoridades. En Pekín, en 2008, fueron 86. Del G20 —el grupo de los países más ricos del mundo— solo se ha confirmado la asistencia del presidente francés, François Hollande, del gobernador general de Australia, Peter Cosgrove, y, más recientemente, el presidente argentino, Mauricio Macri. Otros países enviarán a sus ministros de Deportes, secretarios de Estado o miembros del comité olímpico.

Según diplomáticos entrevistados por EL PAÍS, pesa la inestabilidad generada por un gobierno interino. Actualmente, el país tiene dos presidentes: una apartada del poder, Dilma Rousseff, y otro en ejercicio, Michel Temer.

Por lo demás, Estados Unidos no se verá representado por el presidente Barack Obama o el vicepresidente, Joe Biden, sino el secretario de Estado, John Kerry. Otros países del G20, aliados comerciales de Brasil, como Rusia, Japón, China, Turquía y Alemania, han afirmado que todavía no han decidido a quién enviarán. Otros países, como México y Arabia Saudí, han informado de que enviarán como representantes a autoridades con cargos equivalentes al del ministro de Deportes.

España tampoco ha comunicado todavía a quién enviará a Río. Las elecciones municipales brasileñas han pesado en la decisión de no enviar a ningún miembro de la familia real o del Gobierno en funciones. Canadá tampoco ha comunicado quién será su representante y pequeños países, como Finlandia, Macedonia y Surinam, todavía no han confirmado su presencia en la ceremonia.

Más información