Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El césped levanta la polémica

El mal estado del terreno del Francia-Suiza en Lille saca a la luz los fallos en la organización

Mantenimiento del césped para el Croacia-España-
Mantenimiento del césped para el Croacia-España- Getty

Arrancadas que acaban en tropiezos, pases a ras de suelo que terminan en las gradas, terrones como castillos de arena… El mal estado del césped del Pierre-Mauroy, en el que se celebró el desolador partido entre Francia y Suiza (0-0), ha desatado este lunes una fuerte polémica en el país anfitrión sobre la mala calidad de la hierba. “Los jugadores tuvieron mucho mérito. Tener que jugar en un terreno así, es lamentable”, censuró Didier Deschamps, el seleccionador francés. “Estaba en un estado catastrófico”, añadió Patrice Evra. “Es la primera vez que veo algo así”, afirmó con incredulidad su compañero de equipo Moussa Sissoko. 

Las críticas apuntan a graves fallos en la organización de la competición. De los diez estadios de la Eurocopa, tres terrenos de juego se cambiaron a última hora, el mes pasado, a petición de la UEFA, cuando la norma en jardinería recomienda darle más tiempo a la hierba para que crezca y se estabilice: el de Lille, en el que empataron a cero ayer Francia y Suiza, el de Marsella y el de Niza.

Todos se vieron afectados. El encuentro del pasado miércoles entre Francia y Albania en el renovado Velódromo de Marsella centró buena parte de la atención mediática. “El césped de Marsella estaba en mucho mejor estado que el de Lille”, ironizó ayer Deschamps, que calificó entonces el terreno de Marsella de “desastroso para practicar el fútbol”.

Operarios cuidan el césped en el descanso del Suiza-Francia.
Operarios cuidan el césped en el descanso del Suiza-Francia. EFE

La explicación se debe tanto a las malas condiciones meteorológicas que llevan semanas castigando a Francia como a un sorprendente contrato que une la UEFA a una empresa agrícola con sede en Eslovaquia. Tras repasar la calidad de los terrenos de juego en los diez estadios de la Eurocopa, la UEFA obligó a tres de ellos a cambiar de hierba para el beneficio de dicho fabricante, según contó en su edición de domingo el semanario francés Le Journal du Dimanche.

Los tres estadios afectados son los tres que se encuentran ahora bajo los focos de la polémica. “Para el césped de Lille hubo retrasos en la entrega de la hierba e incluso algunos rollos llegaron congelados desde Eslovaquia”, escribe la revista que cita a una fuente informada. Habría ocurrido lo mismo en Marsella. En Lille la calidad del césped se deterioró tanto en los días previos al estreno de la Eurocopa que se decidió pintar de verde antes del partido entre Alemania y Ucrania la totalidad del terreno de juego para tapar los defectos, prosigue el semanario.

España cancela el entrenamiento 

Una situación inverosímil que causó una virulenta reacción por parte de la empresa habitualmente encargada de mimar la hierba en la Liga francesa, la Société Française des Gazons, que mandó el pasado fin de semana a todos los medios de comunicación acreditados para la Eurocopa una nota en la que cargaba contra la UEFA por haber privilegiado la opinión de una consultora ajena a la competición –que tacha de mercenaria y discapacitada- contra la de los especialistas franceses. Según le Journal du Dimanche, la empresa agrícola basada en Eslovaquia cobró unos 200.000 euros por las obras en el estadio de Lille.

Este lunes, la selección española tuvo que cancelar su sesión de entrenamiento previa al duelo de mañana contra Croacia en el estadio de Burdeos para preservar la calidad del césped, según decretó la UEFA. España se entrenó en otro lugar. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.