Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Deschamps sienta a sus dos estrellas y Griezmann pide paso

El técnico galo cambió el dibujo respecto al partido contra Rumania y sacó del banquillo a Pogba y Griezmann para rehacerlo

Deschamps saluda a Giroud tras sustituirlo.
Deschamps saluda a Giroud tras sustituirlo. EFE

Había salido desde el banquillo y necesitaba algo así, un gol en un momento importante. Francia no acaba de percibir bien del todo quién es y qué hace Griezmann. No deja de ser lógico si se considera que jamás jugó como profesional en su país, que con 13 años partió hacia la cantera de la Real Sociedad. Su tanto, el octavo en 29 partidos con su selección, le ayuda de alguna manera a reivindicarse y aviva el debate sobre algunas decisiones técnicas con las que se encaró el partido.

Hay que tener cuajo para sacar del once a los dos futbolistas que llegaban más cotizados al torneo y hacerlo después de ganar en el estreno. Eso fue lo que hizo Deschamps, que dejó a su vera a Pogba y Griezmann para aparcar el 4-3-3 y abrirse con dos extremos, Coman y Martial, con Payet operando con libertad. Al descanso rectificó, retiró al futbolista del Man-chester United, dio vuelo a Pogba y recuperó los dos interiores. Y luego entró Griezmann en perjuicio de Coman, que no dejaba de causar incendios en la zaga albanesa.

Entre tanta ida y venida, un delantero trataba de reivindicarse sin un ápice de fortuna. Giroud envió un remate al palo y se fue antes de tiempo con el marcador a cero, sustituido por Gignac.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información