Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del Bosque mantendrá la duda en la portería hasta la Eurocopa

El técnico no decidirá entre Casillas y De Gea hasta el inicio del torneo

Casillas y De Gea, durante un entrenamiento.
Casillas y De Gea, durante un entrenamiento. Getty Images

En una esquina del campo, Vicente del Bosque revisaba de cerca los ejercicios en el entrenamiento previo a la última prueba de este martes ante Georgia (20.45, Telecinco), antes de viajar a Francia. Luego, siguió atentamente el partidillo acompañado del preparador físico Javier Miñano. Se le apreciaba una mirada escudriñadora, buscando detalles físicos, técnicos y tácticos. Ese tipo de pistas que buscan los entrenadores en las cercanías de los grandes acontecimientos. Minutos antes, en un tono calmado, Del Bosque reflexionaba sobre la preparación llevada a cabo en estas dos semanas. Muy convencido, el seleccionador, asegura que tiene claro cómo va a jugar España y también que en su empeño ha estado dejárselo claro a sus futbolistas, así como buscar conexiones y automatismos que permitan al equipo resolver cualquier situación. "Hemos tenido una concentración un poco singular, pero estamos satisfechos de cómo ha ido todo. Ha discurrido de la mejor manera de una madera ideal, con gente joven que hemos utilizado y han cumplido su papel y uno de ellos, Bellerín se ha quedado. La impresión es buena, hicimos un buen primer tiempo ante Bosnia y contra Corea jugamos bien. Por lo menos sabemos cómo vamos a jugar, hay un plan general, luego también hay que ser flexibles".

Tiene claro Del Bosque que el dibujo será el mismo empleado en la fase de clasificación, el 4-1-4-1, pero aún quedan algunas piezas por definir para empezar a ejecutarlo. Una vez más, advirtió que no resolverá públicamente la incógnita de la portería hasta la previa del debut contra la República Checa el próximo día 13 en Toulouse. “No tengo porqué tomar la decisión ahora. Lo primer era elegir a los tres porteros de la lista, segundo la preparación y la tercera fase es de la decisión final”. Contra Georgia, Del Bosque dejó caer que jugará de inicio De Gea. La decisión final no la desvelará hasta el último momento para evitar un incremento del ruido que ya está generando el debate sin haber empezado la competición. Ya hizo algo similar en el amistoso contra Italia en marzo, cuando sorprendió con la titularidad del guardameta del United.

“No vamos a llegar solo con la incógnita de Casillas o De Gea, hay otros asuntos pendientes”, anuncia el seleccionador. En el aire está que la otra gran cuestión a resolver es uno de los dos volantes que jueguen por delante de Busquets. Es la primera vez en la era Del Bosque que España afronta un gran campeonato con un único mediocentro puro en el sistema de juego. “No nos ha ido mal jugando así”, señala Del Bosque. Se da por hecho que uno de los que acompañará a Busquets será Iniesta y que Cesc tiene muchas papeletas de ser ese tercer volante. La opción de jugar con Bruno o con Koke al lado del mediocentro blaugrana parece más un recurso. “La pareja Bruno-Busquets, es una alternativa que tenemos ahí. Puede surgir una emergencia. Pero no solo hay que valorarla en la parte defensiva, sino en las tres funciones de un centrocampista: defender, construir, y terminar la jugada. Los dos se complementan. Ahí también tenemos a Koke, que jugó en Rumanía Thiago, Cesc…”, advierte.

Abrir el campo

La posibilidad de encontrarse con rivales que no le dejen espacios y que conviertan el juego de toque en una amalgama de pases horizontales ha sido uno de los grandes obstáculos con los que se ha encontrado España en los últimos tiempos. En la confección de la lista hay señales de que Del Bosque ha buscado tener soluciones para esos partidos. “Nos hemos preparado. Tendremos que dar amplitud con los laterales y hemos traído a Lucas Vázquez, Pedro, Silva y Nolito”.
El jugador del Celta ha sido la gran sensación en los dos partidos previos a la preparación. “Es un especialista de banda. No hay tantos jugadores que puedan encarar, que tengan esa visión de juego y esa calidad. Nos ayuda mucho y también está acostumbrado a trabajar en defensa ayudando al lateral”.

El cuerpo técnico también está a la expectativa con los dos delanteros puros, Morata y Aduriz. En un principio, el primero parece contar con ventaja, una vez que parece haber superado los problemas en los isquios. “Él mismo ya ha pedido entrenarse con todo el grupo”. Si uno u otro no terminaran de explotar, a Del Bosque le queda el recurso del falso nueve con Cesc, aunque este último espera que no haga falta: “Me encuentro mejor en el centro del campo. Si todo va bien no tiene por qué pasar”. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información