Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sainz y Alonso pelean por estar entre los 10 mejores

El predominio de Mercedes sigue siendo evidente en Montmeló

GP de España Ampliar foto
GP de España de F1:  El McLaren de Alonso, en los entrenamientos. EFE

Los entrenamientos libres del Gran Premio de España de fórmula 1 aportaron algunos datos de interés. Los primeros, que Carlos Sainz y Fernando Alonso lograron colocarse entre los mejores en la tabla de tiempos, sacando un buen rendimiento de las evoluciones técnicas de sus respectivos coches. Sainz situó su Toro Rosso en quinta posición, quedando a 1,2 segundos del líder, Nico Rosberg, mientras que Alonso concluyó con el séptimo mejor tiempo, a 1,4 segundos del alemán.

La llegada a Europa del circo de la F-1, sin embargo, cambió poco el panorama global. A pesar de que en la primera tanda de entrenamientos los dos Ferrari coparon los mejores tiempos, creando muchas expectativas, en la segunda las cosas volvieron a su lugar de origen y el Mercedes de Nico Rosberg logró el mejor tiempo (1m 23,9s), mejorando en tres centésimas los cronos de Vettel por la mañana, pero con unas condiciones de más humedad que empeoraban la pista. En la primera sesión, sin embargo, mientras los Mercedes calzaron neumáticos medios, los Ferrari buscaron ya tiempos con los blandos. La diferencia entre unas gomas y las otras es de aproximadamente un segundo.

En la segunda tanda, en cambio, todos los pilotos buscaron su tiempo utilizando neumáticos blandos, con distintas condiciones de carga de carburante. Mientras Rosberg mejoraba ostensiblemente sus tiempos, los dos Ferrari los empeoraban. Raikkonen quedó segundo, a dos décimas del alemán, y Vettel fue el cuarto, a un segundo. Lewis Hamilton, tercero, se mantuvo en los mismos cronos, pero a siete décimas de su compañero de equipo.

Para Carlos Sainz la jornada fue muy positiva, porque la concluyó con un tiempo que ningún otro miembro de las escuderías hermanas, Red Bull y Toro Rosso, consiguió igualar. Su crono de 1m 25,1s le permitió concluir quinto, por delante de Ricciardo, de Verstappen y muy lejos de Daniil Kvyat, su nuevo compañero de equipo. El debut de Verstappen en Red Bull no fue todo lo brillante que se esperaba. Sus tiempos estuvieron por debajo de los de Ricciardo en ambas tandas. Pero se quedó a dos décimas, lo que invita al optimismo teniendo en cuenta que era su primer contacto con su nuevo coche y con sus nuevos ingenieros. Mientras tanto, los jefes de Red Bull explicaron que el brusco cambio de rumbo de Kvyat se debió a que el ruso sentía demasiada presión con Ricciardo. “Le hemos querido ayudar”, dijeron.

Fernando Alonso se mostró satisfecho del rendimiento de su coche. Aunque tanto él como su compañero de equipo, Jenson Button, tuvieron que parar en el taller durante la segunda tanda, para revisar el fondo plano de su coche el asturiano, y con problemas en un sensor el británico, la mejora de los McLaren es evidente. Los trabajos que se han realizado en la parte delantera del coche y en el alerón trasero están concediendo más estabilidad. Y en Honda siguen trabajando para ofrecer un motor competitivo, que se estrenará en principio en Canadá. Ambos pilotos creen que estarán luchando ya para entrar en la Q3. Un salto espectacular en relación a la pasada temporada.

“Hemos mejorado en la parte de atrás del coche y hemos estado realizando pruebas tanto Jenson como yo para poder integrar nuevas evoluciones”, señaló Alonso. “Creo que estamos en condiciones de poder entrar en la Q3, pero siempre surge alguna circunstancia que nos lo está impidiendo. Aquí, como el motor cuenta un poco menos, ojalá lo logremos. Toro Rosso parece que está fuerte, pero todo el año lo ha estado. Y luego Force India, hoy estamos un poco por delante de ellos, pero veremos en la crono”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información