Pedrosa cambia Honda por Yamaha

Las dudas de Viñales y sus altas exigencias económicas han abierto la puerta al piloto de Sabadell

Dani Pedrosa, durante la sesión libre del viernes del GP de Francia en Le Mans.
Dani Pedrosa, durante la sesión libre del viernes del GP de Francia en Le Mans.JEAN-FRANCOIS MONIER (AFP)

Dani Pedrosa será piloto del equipo Movistar Yamaha a partir del año 2017. Después de once temporadas con Honda, con tres subcampeonatos de MotoGP como mejor cosecha hasta el momento, el piloto de Sabadell, que cumplirá 31 años el próximo mes de septiembre, busca nuevos retos, como su colega Jorge Lorenzo, cuyo puesto ocupará en el equipo de Iwata. El mallorquín fue, precisamente, quien abrió la veda al decidir dejar la fábrica de los diapasones y cambiarla por la italiana Ducati. Aquello revolucionó el mercado. Y ha acabado por provocar la carambola que parecía más imprevisible: la marcha de Pedrosa de Honda y su aterrizaje en Yamaha, donde será compañero de Valentino Rossi.

El equipo que ha terminado configurando Lin Jarvis, director de Yamaha Motor Racing, será el más veterano de la parrilla, pero también el más experimentado, como bien advirtió el jueves Valentino Rossi, a su llegada a Le Mans. Su primera decisión, ofrecer la renovación al italiano, de 37 años, al mismo tiempo que al campeón del mundo, Lorenzo, acabó precipitando la salida de este, a quien tampoco se le presionó demasiado para que se quedara. Así que una vez hubo perdido al piloto que ha ganado los últimos tres títulos para la marca en seis años, se esforzó por conseguir a la revelación del año: Maverick Viñales. El patrocinador principal del equipo, la empresa de telefonía Movistar, tenía claro que quería un español en el equipo, así que vio con buenos ojos la llegada del joven talento de 21 años.

A favor del experimentado piloto cuenta el interés añadido de Movistar, que recupera al chico que vio crecer en las categorías inferiores

Pero la historia ha dado un giro inesperado en las últimas semanas. El interés de Suzuki por quedarse con el chico ha hecho aumentar las peticiones y exigencias económicas de Viñales. Y Yamaha, que siempre dijo que tenía un plan B, ha movido ficha. Dicen en Honda que si seguían renovando a Pedrosa todos estos años es porque no creían que ningún otro piloto del paddock, por joven y talentoso que fuera, pudiera hacerlo mejor que él, que aunque es cierto que no ha podido imponerse a ninguno de sus compañeros desde Nicky Hayden (léase Dovizioso, Stoner o Márquez), siempre ha peleado por la victoria y por el podio desde que debutó en la categoría en 2006. Él, por su parte, decide cambiar confiado en que su estilo, fino, delicado, nada agresivo, puede ayudarle a encajar bien con la M1.

A su favor cuenta, también, el interés añadido de la propia casa de telefonía, patrocinadora principal de Yamaha desde el 2014, año en el que además adquirió los derechos de televisión, que con este movimiento recupera al chico al que vio por primera vez en aquella Copa Movistar de 1999, una competición monomarca para encontrar talentos en la que Alberto Puig descubrió algo especial en un menudo y jovencísimo Pedrosa, que no ganó la Copa, pero sí se hizo un hueco para correr en el campeonato de España la temporada siguiente. Y un año más tarde en el Mundial de 125cc. Fueron sus inicios. Y sus motos eran azules. Y su patrocinador era Telefónica Movistar. Hasta que llegó Repsol. Ahora la historia cambia. Y Pedrosa puede volver a sus orígenes. Y Movistar desquitarse.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Especialista de motociclismo de la sección de Deportes. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción