Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Villarreal sucumbe al Liverpool en Anfield

Al calor de su estadio, el Liverpool supera en todo al conjunto de Marcelino, que estuvo intimidado por el escenario y la heráldica de los 'reds'

Sturridge marca el segundo gol del Liverpool.
Sturridge marca el segundo gol del Liverpool. Getty

La mística de Anfield y la heráldica del Liverpool pesaron demasiado para el Villarreal, intimidado y agarrotado ante los reds,que tuvieron mucho más poso que el conjunto castellonense. Los de Marcelino fueron sometidos ante el empuje del conjunto de Jürgen Klopp, al que en Merseyside ya ven como el nuevo Bill Sahnky, el icónico manager de un Liverpool de época. Le faltó al Villarreal carácter, convencimiento y fútbol, le sobró miedo para ganarse el honor de disputar su primera final. En cualquier caso, sin reproche alguno para el equipo de Marcelino en una hermosa temporada en la que solo ha faltado el broche de Basilea.

Liverpool

4-4-1-1

Jürgen Klopp

22

Mignolet

2

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Clyne

6

Lovren

4

K. Touré

18

Alberto Moreno

20

1 goles Gol

Lallana

23

Emre Can

7

Milner

10

Cambio Sale Joe Allen

Coutinho

11

Cambio Sale Benteke

Roberto Firmino

15

1 goles Gol Cambio Sale Lucas Leiva

Sturridge

13

Aréola

2

Mario

5

Musacchio

11

Jaume Costa

21

Bruno

18

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Denis Suárez

17

Bakambu

4

Cambio Sale Trigueros

Pina

8

Cambio Sale Bonera

Jonathan

9

Cambio Sale Adrián Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Soldado

6

Tarjeta roja Tarjeta roja

Víctor Ruiz

Villarreal

4-4-2 (D.P.)

Marcelino García Toral

Al calor de su apasionada afición, el Liverpool fue más equipo que el Villarreal en Anfield. No tuvieron los amarillos ninguna respuesta ante la intensidad y el convencimiento del conjunto de Klopp. Celebró el técnico alemán antes del final del partido que el Liverpool ha vuelto, que se encontrará en Basilea en disposición de agrandar su poética historia escrita con títulos y tragedias, con Anfield entonando con entusiasmo el You’ll never walk alone, en una eliminatoria que decidió Anfiled. Ahora al Liverpool le espera en la final el Sevilla.

Como vaticinó Marcelino, Klopp soltó amarras con un once ofensivo, con Sturridge como referente en ataque, obligado por el resultado de El Madrigal. Al calor de su hinchada, el Liverpool impuso un ritmo alto de juego desde el inicio, intentando amedrantar al Villarreal, que realizó dos cambios con respecto a la formación de la ida: la novedad de Aréola por Asenjo en la portería y de Musacchio por Bailly en el eje de la zaga, debido a los problemas físicos del central marfileño.

Fue prometedor el comienzo del Villarreal, que dispuso de las primeras ocasiones, primero en una incorporación de Mario cuyo disparo encontró respuesta en Mignolet. Posteriormente Jonathan dos Santos lanzó el esférico por encima del larguero del portero belga. No habían pasado ni cinco minutos desde el comienzo y el equipo de Marcelino trasmitía seriedad en un partido presumiblemente de ida y vuelta. Ahí quedó toda su esperanza. Fue el Liverpool el que se adelantó en el marcador en su primer ataque, en una acción afortunada, en un accidente de Bruno que desvío a gol una elaborada jugada de los reds, inevitable para el capitán del Villarreal con Sturridge en disposición de empujar a gol.

Se sobrepuso el Villarreal al golpe tras unos instantes de zozobra, sometido por el empuje del Liverpool, celebrando Anfield cada saque de esquina, mientras Marcelino y sus jugadores discutían las decisiones arbitrales, condescendientes con el ímpetu al límite del reglamento de los locales. Mientras, Soldado intentaba trasmitir carácter a sus compañeros.

Sin fluidez

No encontraba el conjunto castellonense cadencia y continuidad en su juego. No llegaba al área de Mignolet. Se sostenían los de Marcelino en el partido por su buen hacer defensivo, aplicado en el repliegue, no así en ataque. Se llegaba al descanso con la eliminatoria igualada, pero necesitaba el Villarreal cambiar el guión. El Liverpool mostró más argumentos en los primeros 45 minutos, muy favorables a sus intereses.

Avisó Coutinho nada más regresar del descanso con un tiro al palo corto detenido por Aréola. El Liverpool daba respuesta así al Villarreal que adelantó la presión para acercarse al área de Mignolet, aliviado el portero belga con un remate de cabeza desviado de Soldado tras una falta botada por Jonathan dos Santos.

Falto de precisión en el pase el Villarreal, Marcelino recurrió a Manu Trigueros para dotar de toque al centro del campo amarillo, que se dedicó la primera hora de juego a la contención y se mostró apagado en ataque. Sin noticias de Jonathan dos Santos y Denis Suárez ni profundidad por las bandas, el conjunto amarillo recibió un segundo gol del Liverpool que le alejaba de Basilea, anotado por Sturridge aprovechando una mala decisión defensiva de la zaga castellonense.

No quedaron ahí las malas noticias para el Villarreal, que perdió a Víctor Ruiz expulsado por una segunda tarjeta amarilla por una falta a Lallana. Tenía aun así 20 minutos por delante para intentar marcar un gol que le situase en la final. Anotó finalmente Lallana, finiquitando el sueño europeo del Villarreal.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.