Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gales hace historia

El equipo de Bale pierde en Bosnia pero se mete en la fase final junto a Italia y Bélgica, que cumplieron con los pronósticos

Bale y sus compañeros celebran la histórica clasificación de Gales. Ampliar foto
Bale y sus compañeros celebran la histórica clasificación de Gales. REUTERS

Gales, a pesar de su derrota en Bosnia (2-0), Italia, que ganó en Azerbaiyán (1-3) y Bélgica (1-4 en Andorra) lograron su pase a la fase final de la Eurocopa y se unieron a Francia (anfitriona), España, Portugal, Austria, Inglaterra, Islandia, República Checa, Irlanda del Norte y Suiza para disputar la gran cita del fútbol europeo del próximo verano.

Clasificación histórica del conjunto británico, que jugará por primera vez una Eurocopa y se mete en la fase final de un gran torneo de selecciones desde que disputara el Mundial de Suecia de 1958. Fue una derrota dulce de los galeses, que cayeron en Bosnia con goles de Djuric e Ibisevic. Bale, el líder del conjunto galés, jugó un discreto partido, al igual que sus compañeros, pero la derrota de Israel en casa ante Chipre (1-2) les permitió clasificarse incluso perdiendo. Primera derrota de Gales, que ha jugado una fase de clasificación impresionante.

Buena jornada también para Italia, que se clasificó para su sexta Eurocopa de forma consecutiva. El seleccionador, Antonio Conte, mostró su cariz más ambicioso y el equipo italiano se plantó en Bakú con un once plagado de jugadores ofensivos, con Candreva, Pellé, Eder y El Shaarawy como línea atacante. El atrevido dibujo de Conte tuvo premio pronto, cuando a los 11 minutos Eder rompió la línea de fuera de juego marcada por los locales para hacer el 0-1 en un tanto que lo define. Un excelente remate del máximo goleador de la Serie A, con seis goles en siete encuentros disputados.

Italia, actual subcampeona, lleva 49 partidos de fases de clasificación de Mundiales y Eurocopas sin conocer la derrota

Italia falló luego en defensa. Un mal despeje de Chiellini provocó el delirio en las gradas. Nazarov empató a los 31 minutos y sembró de dudas la clasificación de los italianos. Hasta que los de Conte dibujaron un gran contragolpe. Candreva, letal, sirvió el segundo gol en bandeja a El Shaarawy, que marcó a puerta vacía. Eder, muy activo, pudo hacer el tercero, pero Sadygov, en el partido 100 del capitán, salvó despejando bajo palos. Quien no falló fue Darmián, que hizo el tercero para sellar la clasificación de Italia, muy celebrada por un seleccionador y unos jugadores que persiguen la renovación. Italia fue la subcampeona en la última edición, cuando cayó con estrépito en la final de Kiev contra España (4-0). Italia lleva 49 partidos seguidos de clasificación para Mundiales y Eurocopas sin perder, todo un registro en la historia del fútbol mundial. Conte ha construido un bloque muy competitivo, con varios futbolistas jóvenes con hambre de gloria. Croacia (3-0 a Bulgaria) y Noruega (2-0 a Mata), se jugarán el segundo puesto en este grupo H.

El tercer equipo que logró la clasificación fue Bélgica, que derrotó sin problemas a la débil selección de Andorra (1-4). Premio a una de las mejores generaciones de futbolistas belgas. Ojo en este grupo B a la pelea por el tercer puesto, donde Bosnia, Israel y Chipre tienen opciones hasta la última jornada.

Holanda, casi eliminada

Holanda se aferró a sus escasas opciones de clasificación con su triunfo en Kazajistán (1-2). Sus opciones para lograr el tercer puesto pasan por volver a ganar en la próxima jornada a la República Checa, ya clasificada, y que Turquía pierda en casa ante Islandia, ya que los turcos lograron un importante triunfo ante la República Checa (0-2).

El inicio de partido de Holanda fue desalentador. Blind formó un equipo muy joven, capitaneado por el veterano Sneijder y con Van Persie en el banquillo. Los futbolistas acusaron los nervios ante lo mucho que había en juego, puesto que Holanda podía quedar fuera de una fase final de la Eurocopa 31 años después. Con un juego lentísimo y previsible, Holanda se mostró incapaz de superar la defensa del conjunto asiático. Hasta que Wijnaldum, futbolista del Newcastle, hizo una gran pared con Depay, se perfiló con su pierna izquierda en el borde del área y anotó un gol que abrió la lata en el minuto 33.

El tanto tranquilizó al conjunto holandés, con tres debutantes, que a partir de ese momento dominó el encuentro. Luego le tocó el turno a un veterano, Sneijder, quien hizo el 0-2 en el minuto 50. Con el partido ganado, continuaron los sobresaltos para Holanda, que perdió a su portero titular, Tim Krul, en una acción en la que pudo lesionarse de gravedad. Kuat hizo el 1-2 en el alargue.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información