Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Santander

Nico Rosberg arrebata la pole a Hamilton

Nuevo doblete de Mercedes en una clasificación marcada por por el accidente de Carlos Sainz en la tercera tanda de libres y la penalización de 35 puestos a Fernando Alonso

Hamilton, delante de Roseberg, en Sochi. Ampliar foto
Hamilton, delante de Roseberg, en Sochi. AFP

El piloto alemán Nico Rosberg consiguió su objetivo de superar a su compañero de equipo, Lewis Hamilton, en la clasificación del Gran Premio de Rusia. Rosberg se mostró muy sólido y muy rápido en el circuito de Sochi y logró realizar una vuelta perfecta, superando a su gran rival por la consecución del título, por tres décimas. Rosberg saldrá, pues, desde la primera posición, compartiendo la primera línea con Hamilton. La superioridad de Mercedes se hizo de nuevo patente: la marca alemana logró situar a sus dos pilotos en las primeras posiciones por 11ª vez esta temporada. La batalla entre los dos hombres de la escudería de la estrella plateada está asegurada. La salida puede ser espectacular.

Por detrás, Williams consiguió colocar a uno de sus pilotos, Valtteri Bottas, demostrando que las prestaciones de sus monoplazas van mejorando en cada carrera. Bottas, saldrá tercero, se quedó a ocho décimas de Rosberg. Sin embargo, recibió la felicitación de su equipo por haber superado a los dos Ferrari que le siguieron en la clasificación, con Vettel en cuarto lugar y Raikkonen quinto. En cambio, Felipe Massa dio la sorpresa negativa de la jornada, al quedar eliminado en la segunda tanda de la clasificación. El brasileño partirá desde el 15º puesto. “Tuve muchos problemas: tráfico, salida de pista y ruedas traseras con poca adherencia”, resumió el brasileño.

La clasificación del Gran Premio de Rusia estuvo marcada por el accidente que había sufrido el español Carlos Sainz en la tercera tanda de entrenamientos libres. El piloto madrileño de 21 años perdió el control de su coche en la salida de la curva 12, chocó lateralmente por la izquierda con las vallas protectoras, destrozó la rueda delantera de su Toro Rosso y salió disparado en línea recta hasta estrellarse frontalmente contra las protecciones de la curva 13. A los comisarios y a los responsables médicos del circuito les costó sacar el cuerpo de Sainz de su bólido, pero cuando lo consiguieron se vio a Sainz en la camilla levantar el dedo gordo, mostrando que estaba bien. Sin embargo, el impacto fue brutal y el piloto fue trasladado en ambulancia al hospital de Sochi, en situación estable. Sin embargo, no pudo disputar la clasificación y hay muchas dudas de que pueda participar mañana en la carrera, según los responsables del equipo. Un parte médico desde el hospital indicó que el piloto pasaría la noche ingresado en observación.

Sin Sainz en liza, Fernando Alonso se quedó como único español en la parrilla. Sin embargo, el asturiano partió con el hándicap de afrontar una penalización de 35 lugares en la parrilla. Es decir, inició la clasificación sabiendo que acabaría saliendo el último. McLaren llevó a Rusia un nuevo motor con muchas evoluciones y cuatro modificaciones importantes. Pero tras probarlo, lo guardó para las siguientes carreras e instaló el motor ya usado en Singapur, eso sí, con un nuevo turbo. La pésima noticia fue que el asturiano no consiguió ni siquiera superar la primera tanda y se vio superado incluso por su compañero de equipo, Jenson Button, que le sacó cuatro décimas. Alonso acabó 16º. Pero saldrá el último.

“Lo que hoy teníamos no era suficiente para pasar a la Q2. No queríamos dar muchas vueltas en la crono, porque teníamos una penalización que nos dejaba los últimos”, señaló Alonso. “El circuito se adapta mal a nuestras condiciones. Por eso hemos puesto el peor de los motores de que disponíamos”. El piloto agregó que tenía buenas noticias de Carlos Sainz, y que incluso había pedido que guardaran mesa para cenar. “Tenemos piezas experimentales en el coche y la cuestión es acabar la carrera. Será interesante, aunque el resultado no será espectacular”, agregó Alonso.

Por su parte, Roberto Merhi, que regresaba al Mundial tras dos carreras de ausencia por decisión de su equipo Manor, concluyó en última posición solo por delante de un Carlos Sainz que no pudo tomar la salida. “Hacía una buena vuelta, pero en el último sector he cometido un error bastante grande y eso me ha dejado el último”, indicó el piloto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.