Fernando Alonso: “¡Esto es un motor de GP2!”

El astuariano, undécimo, crítica la potencia del motor aunque luego matiza sus palabras: "Acabaré mi carrera en este equipo"

Fernando Alonso, en el circuito de Suzuka.
Fernando Alonso, en el circuito de Suzuka.Shizuo Kambayashi (AP)

Al señor Arai no le debió hacer demasiada gracia escuchar los lamentos de Fernando Alonso, que en pleno fragor de la batalla y mientras trataba de mantener detrás al Toro Rosso de Max Verstappen, estalló por la radio: “¡Esto es un motor de GP2!”. Al bajarse del coche, el asturiano, ya un poco más tranquilo, trató de explicar las sensaciones que le llevaron a expresar una vez más su frustración. “Es que es embarazoso. En las curvas vamos rápido, pero para los demás es muy fácil adelantarnos. Ellos patinan, salen cruzados y cometen errores, pero en la recta ya vuelven a estar a nuestro lado, rueda con rueda”, desgranó el ovetense, finalmente, undécimo. “No es la forma en la que me gustaría que mis pilotos demostraran su profesionalidad. Él va en el coche y está frustrado, pero emplear ese tono no es una forma constructiva de comunicarse”, le replicó después Ron Dennis, patrón del equipo de Woking (Gran Bretaña).

La carrera la dominó Lewis Hamilton desde la primera curva. Allí, nada más arrancar, el campeón fue arrinconando a Nico Rosberg y obligándole a irse fuera de la pista y a levantar el pie. A partir de ese momento, el británico se paseó por Suzuka hasta que se alzó con la octava victoria de la temporada, la 41ª de su trayectoria, una cifra que le coloca al mismo nivel que Ayrton Senna, su ídolo de siempre. Tras él terminó Rosberg, en el que supuso el octavo doblete del curso para Mercedes. Sebastian Vettel cerró el podio, mientras que Carlos Sainz cometió un error en su segunda visita al taller, se comió un bolardo y rompió el morro de su bólido, y finalmente cruzó la meta el décimo, justo por detrás de Verstappen.

Alonso después suavizó sus palabras e hizo explícito compromiso con McLaren-Honda: "Que nadie tenga duda de que tengo tres años (de contrato) con McLaren y mi carrera en Fórmula Uno acabará en este equipo. Y ojalá ganando todo", precisa el bicampeón mundial español.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS