Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España se tonifica ante la batalla decisiva de Alemania

Pau Gasol y Mirotic lideran el aplastante triunfo ante Islandia y Scariolo dosifica a sus mejores hombres

Sergio Llull penetra entre defensores islandeses.
Sergio Llull penetra entre defensores islandeses. EFE

La selección española ventiló con solvencia su compromiso ante Islandia (73-99), el más benigno en el campeonato, a la espera del decisivo duelo que le aguarda ante Alemania. La superioridad de la escuadra de Sergio Scariolo, de Pau Gasol y de Mirotic sobre todo ante un rival carente de pívots de altura, resultó tan nítida que le bastó la segunda parte para definir con la contundencia de la que careció en muchos minutos farragosos de la primera.

La intriga se esfumó cuando los jugadores exteriores españoles se soltaron y se apuntaron a la fiesta. No hubo más historia y de ahí que el único análisis provechoso sea el de la reincidencia del equipo español en esos breves pasajes en las lagunas que ha venido evidenciando en Berlín. Su dificultad para negar espacios a los triplistas y a los ‘cuatros’ que tienden a explotar su versatilidad y anotar o sacar ventajas con movimientos desde fuera, aunque, por supuesto, los islandeses no cuentan con un Bjelica o un Gallinari.

ISLANDIA, 73 - ESPAÑA, 99

Islandia: Vilhjalmsson (2), Stefansson (17), Ermolinski (12), Palsson (14), Baeringsson (8) -equipo inicial-; Hermansson (4), Karasson (0), Nathanaelsson (0), Sigurdarson (5), Gunnarson (7) y Stenairsson (4).

España: Llull (8), Pau Ribas (6), San Emeterio (7), Mirotic (22), Pau Gasol (21) –equipo inicial-; Rudy Fernández (0), Sergio Rodríguez (13), Hernangómez (0), Felipe Reyes (11), Claver (11), Aguilar (0) y Vives (0).

Árbitros: Petek (Eslovquia), Vyklicky (R. Checa) y Mitrovski (Macedonia).

Parciales: 16-20, 20-21, 19-33 y 18-25.

Mercedes Benz Arena de Berlín. Unos 3.000 espectadores.

A ello se añadió, un desequilibrio evidente en el juego del equipo español, descaradamente escorado hacia sus hombres interiores. Una cosa es que Pau Gasol y Mirotic saquen ventaja de su talento y de su buena mano, algo que por supuesto debe explotar el equipo, y otra muy diferente, que la responsabilidad ofensiva dé la sensación por momentos de recaer única y exclusivamente en ellos. Ante Islandia, y esa fue una de las buenas noticias, Mirotic se soltó y compartió con Gasol de manera más adecuada y efectiva el frente ofensivo.

La ausencia de amenaza de los exteriores españoles, en cualquier caso, facilita la defensa de los rivales. De ahí la importancia de los triples de Sergio Rodríguez y Pau Ribas en los últimos compases del primer tiempo. Gracias a su acierto, la defensa islandesa perdió eficacia y el marcador volvió a sonreírle a España, que alcanzó el descanso como una bendición, a pesar de su discreta renta: 36-41.

Ermolinski primero y Stefansson después, enlazaron una serie de triples, con un dos más uno del escolta del Unicaja, que situó a Islandia por delante (34-30) transcurridos 17 minutos.

Sergio Scariolo, tras el descalabro defensivo observado ante Italia, volvió a darle vueltas al equipo y estrenó su tercer quinteto titular en otros tantos partidos. Dio entrada a San Emeterio en lugar de Rudy Fernández, que con molestias en la espalda, entró solo unos pocos minutos desde el banquillo. Mirotic dio el arreón inicial con 14 puntos en el primer cuarto para acabar con 22 puntos, uno más que Pau Gasol.

España despabiló definitivamente tras el descanso, cuando Sergio Rodríguez y Llull apretaron el acelerador mientras Mirotic y Pau Gasol seguían manteniendo las constantes. La ventaja se amplió hasta los 28 puntos. Ya mucho antes Sergio Scariolo empezó a repartir más el juego. Dio cuerda a Claver, a Guillem Vives, Aguilar y Hernangómez, sentó a Pau Gasol y Mirotic y el equipo abrochó su segunda victoria con la solvencia que se presumía ante un rival inferior pero que solo había perdido por siete puntos ante Italia y por seis ante Alemania, el rival ante el que se va a jugar el pase a los octavos de final.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.