Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres jugadores del Sevilla se intoxican en su día libre

Rami, Kolo y Nzonzi, enfermaron después de una comida y están casi descartados para jugar la final de la Supercopa ante el Barcelona

Nzonzi, el día de su presentación con el Sevilla. Ampliar foto
Nzonzi, el día de su presentación con el Sevilla. EFE

Bajan las aguas algo revueltas en el Sevilla. La exquisita preparación de la final de Supercopa de Europa llevada a cabo por Unai Emery y su cuerpo técnico se ha vista dañada por la intoxicación alimentaria de tres jugadores de la plantilla, Rami, Kolo y Nzozi, quienes injirieron algún producto en mal estado en una comida organizada por el grupo de jugadores del Sevilla en casa de uno de ellos. La noticia, evidentemente, no ha sentado bien al cuerpo técnico ni a los dirigentes del Sevilla. No se discute que los futbolistas se divirtieran y organizaran una comida en su día libre, el pasado lunes, pero sí que carecieran de la atención necesaria para evitar ingerir un alimento en mal estado. Los futbolistas se han sometido a diversas pruebas para determinar el origen de la intoxicación y no ha trascendido todavía qué alimento les produjo la dolencia.

Especialmente significativo es el caso de Nzonzi, puesto que la dolencia fue tan fuerte que le ha impedido desplazarse hasta Grecia, donde el equipo juega un amistoso ante el AEK, y probablemente se perderá la final de la Supercopa en Tblisi ante Barcelona. Incluso tuvo que ser hospitalizado. Nzonzi es una de las firmes apuestas del Sevilla esta temporada. Su fichaje este verano supuso el desembolso de 8 millones de euros por parte del club andaluz al Sunderland. En estos momentos, Nzonzi está descartado para la final del próximo martes, lo que supone un grave contratiempo para Emery, que esperaba contar con el francés en compañía de Krychowiak en el doble pivote del centro del campo.

La noticia no ha sentado bien al cuerpo técnico ni a los dirigentes sevillista

Rami y Kolo sí viajaron hasta Grecia, pero su estado de forma es bastante bajo. Ninguno de los dos se pudo alinear ante el AEK y se desplazaron enfermos hasta la doble cita contra el conjunto griego y el Barcelona.

La falta de atención de los jugadores sevillistas ha llegado en un momento clave de la competición y ha enturbiado algo el ambiente antes de la final ante el Barcelona. El propio Emery había declarado que el equipo sevillista llegaba mucho mejor al encuentro que la pasada temporada, con la plantilla muy conjuntada y en plena forma. Las bajas de los tres futbolistas antes citados le complica mucho las cosas al preparador vasco. Monchi, director deportivo del Sevilla, valora mucho el mercado francés y son seis los jugadores de esa nacionalidad los que se integran en la primera plantilla andaluza: Rami, Kolo, Tremoulinas, Kakuta, Nzonzi y Gameiro.

Nzonzi , una de las firmes apuestas del Sevilla, ni ha podido viajar

“Es un contratiempo con el que tenemos que luchar. Es una pena porque llegábamos en un gran momento y ahora es posible que tengamos que cambiar algo”, ha aclarado el propio Emery. Con respecto al encuentro del próximo martes, al entrenador del Sevilla le llamó mucho la atención el buen momento de forma que mostró el Barcelona ante la Roma en el pasado torneo Juan Gamper, donde los catalanes se impusieron a los italianos por 3-0 y mostraron una absoluta superioridad.

El Sevilla tiene previsto llegar a Georgia el domingo por la noche para establecerse ya en el país caucásico e ultimar la preparación de la final.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información