Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Phelps, mejor marca mundial del año

El de Baltimore gana los 200 mariposa en los campeonatos americanos de San Antonio con 1m 52,94s; Laszlo Cseh consiguió el oro en Kazán con 1m 53,48s.

Michael Phelps, durante los campeonatos de Estados Unidos
Michael Phelps, durante los campeonatos de Estados Unidos

“Ledecky es monstruosa. Le gusta conducir las carreras, como yo”, decía Michael Phelps hace pocos días. Phelps no está en Kazán, a Ledecky la está viendo por la tele. La federación estadounidense le sancionó durante seis meses el pasado mes de octubre después de que le detuvieran por conducir en estado de embriaguez. Y no era la primera vez. “Me prometí que no volvería a probar una gota de alcohol hasta los Juegos de Río. E incluso después, no lo descarto”, comentó Phelps el jueves.

Phelps no está en Kazán, pero nada más rápido que los que están allí. Esta madrugada ha ganado los 200 mariposa en los campeonatos americanos que se están disputando en San Antonio. Tres meses y medio después de su vuelta a las competiciones, el nadador de Baltimore ha conseguido la mejor marca mundial del año. Paró el cronómetro en 1m 52,94s. Laszlo Cseh, que el miércoles ganó el oro mundial de los 200 mariposa en la piscina de Kazán, hizo 1m 53,48s.

¿Si me entran ganas a veces de tomarme una cerveza en el jardín de casa? Claro que sí, pero me queda un año de carrera y tengo que hacer sacrificios"

MICHAEL PHELPS

“Si tengo que volver, lo tengo que hacer bien. Tengo que conseguir que mi cuerpo vuelva a estar en la mejor condición física. ¿Puedo hacerlo? Me acuesto pronto, me levanto temprano, me encuentro bien al despertarme, no con la cabeza dando vueltas como si le hubiese pegado un cabezazo a una pared. ¿Si me entran ganas a veces de tomarme una cerveza en el jardín de casa? Claro que sí, pero me queda un año de carrera y tengo que hacer sacrificios. Y he de decir que estoy contento conmigo mismo”, explicaba Phelps anteayer

A sus 30 años quiere llegar a Rio y aumentar su botín olímpico. De momento, guarda en casa 22 medallas, 18 de ellas de oro. “Todavía puede nadar muy rápido. Tendrá buenas opciones de ganar el 200 mariposa, el 200 estilos y el relevo de 4x200; y con un poquito de suerte el relevo de 4x100, los 100 mariposa... Pero no creo que haga un programa largo. No está interesado. Ahora solo quiere dedicarse a las pruebas cortas. No necesita más medallas de oro. ¡Game over! Su motivación es disfrutar del deporte y atraer la atención del público hacia la natación. Se le ve maravillosamente bien en el agua”, analizaba desde Kazán, Jon Urbanchek, el entrenador con más olimpíadas entre los que están disputando este Mundial de natación.

Phelps celebró su victoria en San Antonio levantado el pulgar. El número uno sigue siendo él.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información