Fútbol

Michel Platini confirma su candidatura para presidir la FIFA

El exjugador francés intentará dirigir el fútbol mundial tras ocho años al frente de la UEFA

Blatter y Platini, durante un acto.ATLAS (atlas)

A Michel Platini se le ha quedado pequeño el fútbol europeo. Sus intenciones pasan por mandar a nivel mundial. Con un comunicado publicado ayer en la página web de la UEFA, el exfutbolista y presidente de este organismo iniciaba la carrera hacia la presidencia de la FIFA. Nadie más se ha atrevido a pugnar por el puesto, pero están a tiempo. Hasta el 26 de octubre pueden presentar las candidaturas siempre y cuando tengan el aval de las cinco confederaciones territoriales que conforman la FIFA.

Más información

El gobierno del fútbol mundial quedó vacante el pasado 2 de junio cuando el presidente, Joseph Blatter, presentó su dimisión después de que se conocieran los casos de corrupción que afectaban a la FIFA. Según la fiscalía de Nueva York, varios miembros de la organización —14 de ellos están detenidos— aceptaron sobornos en el desempeño de su trabajo por un valor total de 136 millones.

Esta sombra de corrupción que impera sobre la FIFA no será lo único que tenga que afrontar Platini si consigue llegar a la presidencia. Blatter, que lleva 17 años en el cargo, está fomentando una serie de reformas con las que aglutinar más poder en el seno de la organización. “No controlamos las decisiones que toman las confederaciones. Voy a proponer que a todos los miembros del Comité Ejecutivo los elija el Congreso de la FIFA”, afirmó en el discurso de dimisión.

Menos poder para Europa

Para Borja García, profesor de política deportiva en la Universidad de Loughborough (Reino Unido), esta propuesta es una forma de quitar poder a las confederaciones, como la UEFA, y centralizar todas las decisiones en la FIFA. “Si Blatter se sale con la suya, la organización se mirará aún más si cabe el ombligo”, explica.

La normativa del rector del fútbol mundial determina que los 24 miembros del Comité Ejecutivo están repartidos por cuotas territoriales. Europa elige a ocho y África a cuatro, por ejemplo. “Al dar más peso al Congreso, es más fácil que se diluya el poder y todo se controle de otra forma”, afirma Jens Sejer, director internacional del instituto danés de análisis del deporte.

Todos los movimientos de Blatter tendrán que ser refrendados por la FIFA el próximo 26 de febrero, fecha en la que elegirá nuevo presidente y decidirá lo que hacen con las reformas. El suizo, que no se presenta a una nueva reelección, vende las propuestas como un gesto altruista que le regala a la organización. En su última intervención pública, el 21 de julio, aseguró que lo que busca es reconstruir la FIFA y asegurarse de que la corrupción pertenece al pasado.

Las intenciones de Blatter son loables, pero todavía le queda en el cajón de las propuestas un informe de 2013 de Mark Pieth, profesor de Derecho de la Universidad de Basilea. El texto, presentado en 2013 y pedido ex profeso por la FIFA, estableció una hoja de ruta con siete medidas, como publicar los sueldos o limitar los mandatos, para mejorar la transparencia. Si al presidente no se le ocurre nada nuevo hasta febrero, solo habrá cumplido con dos de ellas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50