Joan Laporta: “Tenemos que volver a hacer la revolución”

El expresidente espera movilizar al electorado para poder derrotar a Bartomeu, al que las encuestas de momento le siguen dando como favorito

Joan Laporta, candidato a la presidencia del Barça.Vicens Gimenez (AGENCIA_DESCONOCIDA)

Joan Laporta (Barcelona, 1962) aspira a presidir de nuevo el Barça. Asegurado el voto joven e independentista, avalado por Cruyff y Guardiola, su reto es movilizar a los indecisos con su carisma para derrotar a Bartomeu. Ante quienes le acusan de falta de programa y candidatura, responde con un liderazgo y una vitalidad contagiosos, a su parecer los mismos que le llevaron al cargo en 2003.

Pregunta. A usted se le considera un ganador, pero las encuestas dicen que ganará Bartomeu. ¿Se lo toma como un reto?

Respuesta. Sí. Es importante tener la percepción de que se puede ganar y la tengo. Tenemos muchas posibilidades de vencer, incluso las peores encuestas me ponen a cinco puntos de Bartomeu. Estoy muy animado; me encuentro fuerte, a gusto con lo que hago. Tengo más ganas que nunca de ser presidente del Barcelona.

“Me he sentido útil en el intento de unir al catalanismo político”

Laporta ha sido diputado en el Parlamento de Cataluña (2010) y concejal del Ayuntamiento de Barcelona (2011) después de presidir el Barça desde 2003 a 2010.

En una entrevista concedida al diario Ara se le preguntaba: “¿Cambiaría la victoria en las elecciones del Barça por un triunfo del sí sí el 27S? Y usted respondía: ‘Por supuesto. Dónde hay que firmar’

“Quise decir que las ilusiones colectivas están por encima de las personales. Lo ideal sería que se hubiera dado conmigo de presidente del Barcelona. La situación política, de todas maneras, ha cambiado desde entonces y el proceso ha pasado por diferentes fases”.

El expresidente azulgrana califica de “muy bueno” su paso por la política frente a quienes sostienen justamente lo contrario. “La experiencia ha sido gratificante. Me he sentido muy útil en el intento de unir al catalanismo político, que era mi intención. No llegamos al 27S en la situación ideal porque la lista única tenía que haber estado preparada en enero para votar en marzo. Y a nivel municipal he podido ver de cerca el gobierno de la ciudad; le estoy muy agradecido a Jordi Portabella”.

Laporta, en cualquier caso, se muestra preocupado porque pueda haber aficionados barcelonistas que le acusen de querer politizar al Barça. “Y es un tema que me preocupa. Por eso voy a hacer lo que hice. Quiero ser el presidente de todos, yendo de cara, explicando lo que haga falta. Respeto a todos y deseo ser comprendido por todos. Espero no herir ninguna sensibilidad. E intentaré hacer la pedagogía que haga falta”.

P. ¿Por qué?

R. Porque lo siento y veo que nuestra propuesta es la que necesita el Barça. La opción de Bartomeu es volver al pasado y me rebelo. Volver al pasado es echar por los suelos el barcelonismo. Otra cosa son la herencia de los marrones, como las actas de hacienda de Núñez, de 60 millones, que en su día tuvimos que asumir. Y ahora, por el caso Neymar, la cantidad total puede elevarse en otros 122 millones más a los ya conocidos. La de Bartomeu es una candidatura con procesados que tienen el apoyo de condenados [por el expresidente Núñez] y el Barça no se merece que Bartomeu pretenda protegerse detrás del club. Está claro que tiene un conflicto de intereses.

P. En el año 2003 revertió la situación del Barça, pero hoy, en su reaparición, ¿no es todavía esclavo de aquel candidato?

R. Con el paso del tiempo acumulas experiencia. Si evolucionas bien eres más sabio y eso te permite ver las situaciones de una manera sosegada. Pero también me siento ese Laporta entusiasta porque no he perdido las ganas ni la fuerza. Me lo estoy pasando muy bien en esta campaña. Vuelvo a ver aquellas caras festivas cuando recorro el país. La clave está seguramente en nuestra capacidad para movilizar al barcelonismo.

P. A usted se le tiene sobre todo por un líder carismático

R. Tengo esa sensación porque lo veo en la gente, que quiere que vuelva la alegría al Barça. Otras propuestas son aburridas y yo soy una propuesta de cambio, de cambio experto y moderno.

P. ¿A usted se le admira o se le teme?

R. No noto que provoque temor.

P. ¿Por qué sugirió a los otros dos candidatos, que bautizó de marca blanca y submarino, que se retiraran de la campaña?

R. Es importante clarificar el escenario electoral porque nos jugamos muchísimo. Esto no es un juego. Cuando ves que a estas alturas tienen una intención de voto de 1,2 y 1,6… Por eso reflexioné que debían dar soporte a las otras propuestas. Por otro lado, me cuesta no ver a Freixa como una marca blanca de Bartomeu porque fue portavoz del club, aunque ahora reniegue de Qatar, del modelo del club... Y Benedito puede ser un submarino; crecer a costa de disputarme votos.

Bartomeu quería renovar al Tata e hizo la vida imposible a Guardiola”

P. ¿Usted es más líder que Bartomeu pero tiene peor junta?

R. La diferencia es que ellos están procesados por corrupción y yo no; hacen fotocopias en blanco y negro y yo en color; son modelos antagónicos.

P. ¿No cree que Bartomeu trabaja con la complicidad de la gestora?

R. Tuve suficiente con la foto del primer día para ver que no existiría la pureza deseada en las elecciones. Se han extralimitado, sobre todo con el traspado de Deulofeu.

P. ¿Y qué vinculo tiene la candidatura de Bartomeu con Qatar?

R. Están muy condicionados por razones que no sabemos. El contrato no se ha exhibido. Ha habido falta de transparencia y creo que hay intereses. Supongo que se podrá romper el acuerdo.

P. ¿Necesita un golpe de efecto con Pogba como en su día lo fue Beckham?

R. Eso está más en los medios y en la calle. En 2003, lo necesitábamos. Ahora hay estabilidad en el terreno deportivo, más allá de que Bartomeu quería renovar al Tata e hizo la vida imposible a Guardiola. No se ha podido cargar la parcela deportiva por más que fuera a contracorriente. Nuestra propuesta es potente, estudiada y la gente es más reflexiva.

Seguramante, por el ‘caso Neymar’, habrá que añadir otros 122 millones”

P. ¿Y por qué esperó tanto a anunciar su candidatura?

R. Porque no se habían convocado las elecciones y quería acabar el mandato de concejal en el Ayuntamiento. Pero veía que no había otra opción de ganar a este continuismo, por lo que tenemos que volver a hacer la revolución. Quise analizarlo con detenimiento. Así trabajé tranquilo y no comprometí a cualquier situación familiar.

P. La sensación es que muchos de los notables áulicos que le dan apoyo prefieren ser consejeros a integrantes de su junta. ¿Eso hace más débil su candidatura?

R. Tenemos mucha suerte de tener estos consejeros áulicos. Es importante que nuestras decisiones tengan el consejo de personas con los que tenemos buena amistad, como Cruyff, Guardiola...

P. ¿Pero no prevé problemas con Luis Enrique dado que ahora parece más mánager que entrenador y usted otorga importancia al área deportiva y en especial al secretario técnico?

R. La secretaría técnica es importante en el Barça. Lo fue Txiki y lo será Abidal. El entrenador debe entrenar y aportar criterio para las incorporaciones, sobre todo en las posiciones. Pero el mercado lo sondea el secretario técnico; nos funcionó y seguiremos así.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS