Real Madrid-Barcelona: coronación o redención

La final de la Liga Endesa enfrenta a los blancos, en busca de un histórico pleno de títulos que no logra desde 1974, con los azulgrana, que luchan por evitar quedarse a cero

Llull, Navarro, Laso y Pascual, en la presentación de la final
Llull, Navarro, Laso y Pascual, en la presentación de la finalalejandro ruesga

El pulso histórico del baloncesto español continúa su proyección en sesión continua. El clásico de nunca acabar estrena hoy (19.00, La1/Esports 3) el séptimo capítulo de una temporada en la que Real Madrid y Barcelona pueden llegar a enfrentarse hasta en 11 ocasiones si la serie se alarga hasta el quinto episodio. Blancos y azulgrana abren la final de la Liga Endesa en el Palacio de los Deportes con biorritmos dispares, trayectorias opuestas y necesidades encontradas.

Más información

Tras ganar la Supercopa, la Copa y la Euroliga, el campeón de Europa luchará por completar el póquer de títulos que redondearía su temporada más prolífica desde 1974. Será la décima final consecutiva para el Madrid en los últimos dos años, la decimotercera sobre 16 posibles en la era Laso y la cuarta seguida de la Liga Endesa después de sumar solo tres en la década comprendida entre 2001 y 2011 antes de la llegada del técnico vitoriano al banquillo blanco. Enfrente, el Barça lucha por no cerrar su primera temporada sin títulos desde 2008. El 14 de febrero de aquel año, Xavi Pascual se hizo cargo de la pizarra azulgrana y comenzó un idilio ininterrumpido con las vitrinas del Palau a las que ha incorporado 11 de los 26 títulos posibles con una regularidad competitiva que le ha llevado a disputar 19 finales consecutivas en competiciones ACB. Este curso, en cambio, el Madrid le negó la Supercopa en octubre y la Copa en febrero, y el Olympiacos le descabalgó de la final four con un triple de Printezis. Solo queda la Liga. El Madrid busca alcanzar el edén; el Barça, escapar del desierto. Coronación o redención: 32º campeonato madridista o 19º azulgrana.

"Los dos equipos hemos sufrido mucho para llegar hasta aquí", coincidieron los dos entrenadores en la presentación de la final. "La mayoría de nuestros jugadores han enlazado un Mundial y van a irse a casi 100 partidos esta temporada. Hay que convivir con esa circunstancia pero es complicada de llevar sobre todo para ellos, los jugadores. Estamos aquí y no creo que sea una excusa para ninguno de nosotros, debe quedar al margen. Es un playoff final y tenemos que dar todo para ser los mejores", señaló Laso. "No importa cómo llegues a este momento. Este año nos han faltado siempre pequeños detalles, pero mucha suerte no hemos tenido en los finales, si es que existe la suerte. Vamos a ver qué ocurre en el futuro, pero si queremos ser campeones debemos ganar aquí en Madrid. Si no, no ganaremos", repasó Xavi Pascual. Junto a los dos técnicos, Sergio Llull por el bando madridista y Juan Carlos Navarro por el azulgrana. "Haber ganado la Euroliga nos da confianza. Es un subidón para afrontar el final de temporada y conseguir el broche de oro que sería ganar la Liga", contó el menorquín. "El Madrid es favorito porque lo ha demostrado toda la temporada y tiene el factor pista a favor, pero hemos venido a ganar, creemos en nosotros", remató el capitán azulgrana que, entre las respuestas analizando la final, hizo un guiño a la selección 'confirmando' su presencia en el próximo Eurobasket: "estoy muy contento de que Pau esté con nosotros". ¿Con nosotros?, le repreguntaron. "Sí, con nosotros".

Llull y Navarro, en la presentación de la final
Llull y Navarro, en la presentación de la finalalejandro ruesga

Sobre el parqué, indelebles como Navarro y Felipe Reyes (con más 1.200 partidos ACB y 160 clásicos entre ambos), una colección de cuentas pendientes y una larga lista de referencias cercanas. En los seis clásicos anteriores disputados este curso, el Madrid ganó en casa y en territorio neutral y el Barça solo se impuso bajo el amparo del Palau. En la Supercopa arrasaron los blancos por 21 puntos (99-78), los mismos que anotó Llull, artífice de aquel triunfo. En la Copa (77-71), una canasta de Sergio Rodríguez a 7,5 segundos del final decantó el pulso entre el mvp Rudy Fernández (16 puntos/26 valoración) y un descomunal Ante Tomic (25 puntos/11 rebotes/40 de valoración). Los pívots azulgrana resolvieron el duelo liguero del Palau con 46 puntos en la pintura (76-68), y Carroll dinamitó el del Palacio con 26 puntos, 19 de ellos en un último cuarto magistral (91-78). Y, en el top 16 de la Euroliga, una zurra del Madrid en su casa (97-73) en la que Rudy Fernández (22 puntos) y Sergio Rodríguez (23) arrollaron al conjunto de Pascual, que palideció como nunca lastrado por una rotación castigada; y una demostración de orgullo del Barça arropado por su público y liderado por Hezonja y Oleson (85-80). En las finales de 2012 y 2013 ganó el equipo con factor cancha a favor en el quinto partido; el curso pasado, los de Laso sucumbieron en el cuarto a pesar de tener ventaja de campo. Frente a frente, el mejor ataque del torneo (85,3 puntos por partido) y la mejor defensa (72,2 en contra).

"Estoy muy contento de que Pau esté con nosotros", recalcó Navarro para confirmar su presencia en la selección para el Eurobasket

Condenados a enfrentarse por heráldica y presupuesto, los dos grandes se han retado en duelo directo en las cuatro últimas finales de Liga, en las seis últimas ediciones de la Copa —cinco finales (2010, 2011, 2012, 2014 y 2015) y el cruce de cuartos de 2013—, en las últimas seis Supercopas —cuatro finales (2009, 2012, 2013 y 2014) y dos semifinales (2010 y 2011)—, y en dos semifinales de la Euroliga (2013 y 2014). Laso marca el punto de inflexión y el cambio de tendencia. En los 15 clásicos anteriores a su llegada, en verano de 2011, la contabilidad reflejaba 13 victorias del Barça por tan solo dos del conjunto blanco. El de hoy será el 35º enfrentamiento entre ambos equipos en los últimos 44 meses con un ajustado balance de 19-15 para los madridistas, pero en la suma de títulos la cuenta es ya de 8-4 para el Madrid. "Lo anterior no me va a dar nada. Está bien y me enorgullece como entrenador haber sido tan competitivos. Estoy muy contento con el trabajo de los chicos este año, sería absurdo si no lo dijera, pero empieza un playoff nuevo y solo quiero ganar el título", cierra Laso. La Liga mide la dimensión del cambio de ciclo.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción