Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Evra y Luis Suárez, un saludo pendiente

Antes del inicio de la final de esta noche, el lateral francés y el delantero uruguayo tienen un partido particular por disputar

Suarez y Evra
Suárez y Evra, en 2011, en el partido que mantuvieron un incidente

“Yo no tengo ningún problema en darle la mano a Suárez, se la volveré a dar como ya hice. Para mí está todo solucionado, pero solo digo una cosa: estoy muy orgulloso de mi color”, dijo Patrice Evra, el lateral del Juventus, terminado el partido de semifinales de la Champions contra el Madrid en el Bernabéu. El equipo madrileño había quedado apeado de la posibilidad de disputar la final de Berlín, y los caminos del lateral francés y del Barcelona volvían a cruzarse en una final de la Champions, como en Roma 2009, como en Londres 2011. Esta vez, Evra jugará con el Juventus y al papelón se le suma la presencia de Luis Suárez.

El uruguayo, jugando para el Liverpool, fue sancionado por proferir insultos racistas, que siempre negó. Hubo un reencuentro, en Old Trafford y no se dieron la mano en el acto protocolario previo al partido. Evra acusó al uruguayo y este le señala por bajar la mano cuando se la tendió. Las imágenes de televisión parecen darle la razón al sudamericano pero al ahora delantero del Barcelona volvió a salpicarle la acción. Está por ver qué pasa esta noche. ¿Se darán la mano en Berlín?.

“¿Usé la palabra negro en una discusión en español con Evra el 15 de octubre de 2011 en un partido entre el Liverpool y el United?”. “Si”, responde tajante Luis Suárez. “¿La palabra negro significa lo mismo en español que en inglés?”, insiste el delantero urguayo en el libro “Cruzando la línea, mi autobiografía”, escrita por los periodistas ingleses Sid Lowe y Peter Jenson. “No, absolutamente, no”, niega. “¿Soy un racista?”, se vuelve a preguntar. Y se responde otra vez a si mismo. “No, absolutamente no”.

Aquella historia le corroe. “Me pueden acusar de tirarme en el área, porque es cierto”. Sabe que las imágenes no mienten. Sabe que no puede negar que ha mordido tres veces a un rival. Pero no acepta que se le señale por algo que no ha hecho. “Me horroricé cuando me di cuenta que había sido acusado de eso. Todavía estoy triste y furioso de pensar que esa es una mancha que probablemente quede para siempre. Cuando mis hijas sean mayores y pongan en el buscador mi nombre, aparecerá la palabra racista. Es una mancha que no merezco”, dice.

Mucha gente le pregunta si no había ninguna cámara que recogiera las diez veces que, según Evra, le llamó negro en tono despectivo. “Porque en verdad, le llamé negro”, confiesa en su autobiografía. “Pude negarlo. No había una sola cámara que le diera la razón a Evra cuando me acusó de haber llamado 10 veces negro. Pero es cierto, le pregunté, '¿Por qué, negro, por qué protestas si es falta?”. Razona que, para un uruguayo, la palabra negro sin más no es despectiva, no tiene connotaciones racistas, que al mítico goleador Obdulio Varela le llamaban, precisamente, El Negro Varela, y que su propia abuela, a su abuelo, le llamaba negrito. “¡Incluso mi esposa, a veces, me llama negro!”

En en el siguiente partido, en febrero de 2012, el Manchester United volvió a jugar contra el Liverpool. Así recuerda Suárez en su autobiografía el reencuentro:

"( )… Lo hablé con mi mujer y con Kenny (Dalglish):

-Luis, vas a darle la mano.

-Si, si no tengo problema".

Y más adelante explica Suárez: "… Evra estaba estrechando la mano a todos pero la bajó cuando yo me acerqué (…) Pepe Reina estaba detrás de mi y me dijo: 'Vi lo que hizo, bajó la mano para que no se la dieras' Una vez pasó, empezó el show, empezó a agarrarme el brazo y protestar. Miró a Sir Alex Ferguson para ver si Papá estaba mirando. Si fue una trampa, caí en ella”.

En el entorno del jugador se da por hecho que Luis volverá a hacer lo que hizo aquel día, “comportarse como un caballero y tenderle la mano”. En el equipo del Barça dicen que no han hablado para nada del tema con Suárez. “Hemos hablado de cosas importantes, del partido en si”, se limitó a decir Luis Enrique cuando le instaron a aclarar si había tenido alguna charla con el delantero sobre Chiellini -al que mordió en el Mundial de Brasil y que finalmente no juega esta noche por lesión- y Evra, con el que hoy se volverá a cruzar camino del gol en Berlín. Antes, toca protocolo. El lateral francés dice se la “volverá” a dar, pero lo mismo dijeron ambos la ultima vez. Así que la duda flota en el ambiente: ¿se estrecharán la mano esta vez Suárez y Evra?

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información