Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
bádminton | abierto de alemania

Una campeona fuera de sí

Carolina Marín, que se enfrentó a la Federación por los derechos de imagen, se derrumba en la final de Alemania, que perdió ante Sung Ji-hyun, tras ver dos rojas y rozar la expulsión

Marín, en Dinamarca en agosto. Ampliar foto
Marín, en Dinamarca en agosto. Cordon Press

Una campeona entre lágrimas y fuera de sí. Eso es lo que se pudo ver en Mülheim an der Ruhr el domingo, cuando Carolina Marín, la campeona del mundo y de Europa, la que ha puesto el bádminton español en el mejor momento de su historia, se derrumbó en la final del Abierto de Alemania, enfrentada con el árbitro, a solo una tarjeta de ser descalificada, y superada en la pista por la coreana Sung Ji-hyun, a quien había batido en sus últimos enfrentamientos. No tardó Marín en disculparse en las redes sociales por “su actitud” después de ser sancionada, aunque también criticó el árbitro. “Me siento un poco avergonzada”, dijo.

Acostumbrada a brillar por sus logros deportivos, las últimas semanas no parecen fáciles para la onubense. En febrero se enfrentó con la federación por los derechos de imagen, algo que acabó con la renuncia del organismo a competir en el Europeo mixto. Su entorno, sin embargo, descarta que esto pueda afectar a su rendimiento y asegura que el acuerdo está “muy cerca”.

En Alemania, menos de un mes después, Marín se vino abajo. Vio la amarilla en el segundo set, y en el tercero, cuando estaba 5-3 abajo, fue sancionada con dos rojas consecutivas por pérdida de tiempo, algo que la dejaba al borde de la descalificación. Entonces se fue al fondo de la pista y no pudo contener las lágrimas mientras hablaba con el árbitro.

Con sus disculpas, Marín dio por zanjada las explicaciones sobre el episodio, al menos hasta que el domingo acabe el All England, el Wimbledon del bádminton, que empieza hoy.

“Jamas me había visto en esa situación y me he venido abajo porque no me creía lo que el árbitro estaba haciendo”, escribió en su cuenta de Instagram. “Quiero disculparme por haberme dejado morir en la pista

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.