Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un niño en la trinchera del Schalke

Timon Wellenreuther, de 19 años, defenderá mañana la portería del cuadro alemán

Suma tres partidos como titular tras la lesión de los dos porteros de la primera plantilla

Timon Wellenreuther, durante un entrenamiento del Schalke
Timon Wellenreuther, durante un entrenamiento del Schalke AFP

Si a un portero hay que darle confianza, estabilidad y jerarquía para que se asiente en su puesto, con más razón habría que hacerlo en el caso de que el personaje en cuestión sume poco tiempo con la mayoría de edad y vaya a enfrentarse a una de las delanteras más efectivas de Europa. O quizás fuera mejor no decirle nada, pues suficiente impacto supone ya imaginarse solo ante Bale, Benzema y Cristiano como para recordárselo a cada instante. Timon Wellenreuther, de 19 años, será mañana el portero titular del Schalke 04, según confirmó el técnico del equipo alemán, Roberto Di Matteo para un canal de televisión. "El chico es uno de nosotros y confiamos en él", declaró el italiano, poniendo la primera piedra en esa construcción mental con forma de pared de hormigón que el joven arquero deberá levantar en su moral mañana.

El chico es uno de nosotros y confiamos en él"

Roberto Di Matteo, entrenador del Schalke

Con apenas tres partidos de experiencia como portero titular, su llegada al once del Schalke se ha producido por un cúmulo de fatalidades/casualidades (depende de quién y cómo las mire) que suceden con cierta frecuencia. El guardameta titular, Ralf Fahrmann, se lesionó el pasado mes de enero durante una concentración del equipo en Qatar, por lo que su puesto lo ocupó, Fabian Giefer, suplente hasta entonces, a pesar de haber sido uno de los fichajes recientes del equipo minero, procedente del Fortuna Dusseldorf. Sin embargo, durante el partido ante el Bayern de Múnich, Giefer tuvo que ser sustituido por unas molestias en el aductor, dando pie al debut de Wellenreuther.

Desde entonces, el joven guardameta nacido en Karlsruhe ha defendido la portería del Schalke en los siguientes tres partidos con un balance discreto: una victoria, un empate y una derrota, y dos goles recibidos. Sin embargo, Wellenreuther ha dejado muestras de una buena coordinación y de cierta sobriedad a pesar de su juventud, que le situarán mañana de nuevo en la portería a pesar de que Giefer se encuentre cerca de completar su recuperación.

El último enfrentamiento entre el Schalke y el Real Madrid se produjo la pasada edición también en los octavos de final, con un balance demoledor para el conjunto de Ancelotti que se impuso en el Veltins-Arena 1-6 y en el Santiago Bernabéu por 3-1. Nueve goles ante los que nada pudo hacer entonces Fahrmann, y que esta vez intentará evitarlos Wellenreuther, que a sus 19 años vivirá uno de esos partidos que marcan. Está por ver si para bien o para mal.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información