El duelo del año: Márquez-Lorenzo

Con 22 años, el bicampeón de MotoGP luchará contra sus propios retos y hazañas

Marc Márquez celebra con todo su equipo la victoria en Malasia.
Marc Márquez celebra con todo su equipo la victoria en Malasia.Ricardo Gutiérrez

Después de ganar su segundo título de MotoGP de manera consecutiva, Marc Márquez se ha permitido algunos lujos este invierno. Y cuando se habla de lujos en la casa de los Márquez uno está hablando de carreras. Tras despedir la temporada con otra corona, el campeón del mundo cerró el año con otra victoria, la que logró en el Palau Sant Jordi. Vencer en el Superprestigio dirt track de Barcelona no hizo más que encender su apetito. Y el año lo empezó con otras dos carreras, esta vez de motocross —especialidad que los jefazos de Honda le tienen prohibida durante la temporada, por peligrosa—, que también ganó. Así es la pretemporada de Márquez. Antes de fin de año ya había vuelto a la rutina. “Está en casa y no puede estarse quieto. No se le ocurre nada mejor que hacer”, dicen en su entorno. Así que se monta en la bici, recluta a su hermano, Àlex, y se marca una etapa de montaña.

Es el hombre a batir, la referencia en la categoría reina del mundial, el tipo que sólo piensa en ganar, el que no teme a nada, el que siempre arriesga, el que sólo piensa en competir. Márquez competirá en 2015 contra sus propios récords y hazañas. Difícilmente podrá repetir lo que logró el año pasado, pero a buen seguro que lo intentará. Siente la responsabilidad de estar a la altura del mito que él sólo ha creado. Para lograrlo espera que los ingenieros japoneses de Honda escuchen sus súplicas. No le gustó la moto que probó en Valencia, en el primer test con la mirada puesta en 2015. Y espera que de noviembre a enero hayan tenido tiempo para que la nueva moto sea más similar a aquella con la que ganó diez carreras consecutivas en 2014, no esa máquina agresiva, sobrada de potencia, que probó en el circuito de Cheste.

El País

Todo lo contrario le ocurre a Jorge Lorenzo, encantado con la Yamaha que vislumbra para este curso, muy parecida a aquella con la que terminó el año: dulce, con potencia y aceleración, algo mejor en frenada. El reto del mallorquín pasa por limpiar la imagen ofrecida en 2014, cuando perdió toda opción de triunfo en apenas dos carreras. Y lo conseguirá, a fuerza de horas de entrenamiento. Basta con verle la cara para percibir que está en forma, nada que ver con el invierno pasado. Pesa cinco kilos menos de los que pesaba cuando arrancó el Mundial anterior. “No para de entrenarse. Y con las comidas sigue una disciplina marcial”, concede su gente. Además, ha empezado a introducir alternativas en su preparación: ha probado con Supermotard, con motos pequeñas de cross, y está buscando pista para entrenar con una máquina de dirt track. No se lo pondrá fácil a Márquez. Orgullo no le falta. El suyo es el duelo que espera el Mundial en este 2015.

Marc Márquez en las sesiones de prácticas del Gran Premio de Valencia, el pasado mes de noviembre
Marc Márquez en las sesiones de prácticas del Gran Premio de Valencia, el pasado mes de noviembreHeino Kalis (REUTERS)

Acompañarán a estos dos fueras de serie los otros dos pilotos oficiales de Honda y Yamaha, Pedrosa y Rossi, aunque todo parece indicar que, salvo apariciones esporádicas, ni uno ni otro serán capaces de rivalizar con Márquez. Ni con Lorenzo.

Se espera, por otro lado, algo más de Ducati (y de Iannone, por ejemplo), visto lo visto el curso anterior. Los cambios en el reglamento —neumáticos más blandos, más litros de combustible y más motores para las motos open, por ejemplo— empiezan a reducir distancias entre las fábricas más poderosas y las que no lo son tanto. Ya se vio en 2014. El rendimiento de Suzuki en su regreso, toda una incógnita, también dirá mucho al respecto. Como deberían decir dos novatos sobrados de talento: Maverick Viñales y Jack Miller.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Especialista de motociclismo de la sección de Deportes. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS