NBA

Vuelve la mejor versión de Pau

El pívot español se erige en una pieza básica en el juego de Chicago Bulls / “Fiché para motivarme y luchar por el anillo”, afirma

Pau Gasol se hace con un rebote con Drummond.
Pau Gasol se hace con un rebote con Drummond.TANNEN MAURY / EFE

Son los números y el talento, pero también es el ánimo. Pau Gasol es otro. En Chicago ha recuperado la sonrisa. Nada que ver con el que tenía que apechugar con la degradada situación de los Lakers la pasada temporada, aquel equipo plagado de lesionados, decadente, que lo mantuvo en el alambre de un posible traspaso hasta febrero de 2014 y que, de hecho, había cerrado su pase a Houston en diciembre de 2011, aunque la NBA anuló el acuerdo. Una situación caótica que le llevó a explotar en una de sus contadas salidas de tono a lo largo de su carrera de 14 años en la mejor liga de baloncesto del mundo. “No hay demasiada disciplina ahora mismo en el equipo”, espetó a finales de febrero. Apuntaba directamente a Mike D’Antoni, el entrenador con el que los Lakers estuvieron tres años en crisis permanente, con el que firmaron los peores números de su historia (55 derrotas la pasada temporada) y con el que jamás se entendió.

Nueve meses después, Pau Gasol convence e ilusiona en Chicago. A los 34 años, sus números vuelven a mejorar. Nunca ha estado en cuestión su buena mano, ni su profesionalidad, ni siquiera su asombrosa regularidad, a pesar de los avatares por los que atravesó en su controvertida etapa final en Memphis y el pandemonio de los tres últimos años en Los Ángeles.

Con los Bulls suma seis victorias —la última, ante Detroit por 102-91, con 17 puntos, 15 rebotes y cuatro tapones suyos—y dos derrotas. Promedia 18,4 puntos, 11,1 rebotes y 2,4 tapones, unas cifras que se parecen más a las de su primera etapa triunfal con los Lakers, en la que disputó tres finales y ganó dos anillos. De hecho, está a punto de alcanzar otro de los alambicados récords con predicamento en el deporte estadounidense. Le faltan tres asistencias para convertirse en el sexto jugador en la historia de la NBA, tras Karim Abdul-Jabbar, Hakeem Olajuwon, Shaquille O’Neal, Tim Duncan y Kevin Garnett, en llegar a un mínimo de 16.000 puntos, 8.000 rebotes, 3.000 asistencias y 1.500 tapones. Sus cifras son: 16.723 puntos, 8.425 rebotes, 2.997 asistencias y 1.503 tapones.

Números al alza

Sus promedios en los Bulls: 18,4 puntos, 11,1 rebotes, 2 asistencias, 2,4 tapones y 49% en tiros de campo. 34 minutos.

Durante sus tres últimas temporadas con los Lakers su mejor media fue de 17,4 puntos.

Solo una vez en su carrera superó 11 rebotes de media, 11,3 en el curso 2009-2010, el de su segundo anillo.

Solo dos veces pasó de los dos tapones de media, en 2001-2002 y en 2006-2007, ambas con 2,1.

“Esta liga no son cinco, ni 10, ni 20 partidos”, advierte Pau. “Tenemos que jugar de forma consistente a lo largo de toda la temporada. Siempre es bueno empezar bien, pero ahora tenemos que seguir construyendo y mejorando”. Así lo certifica el entrenador, Tom Thibodeau,que observa un déficit reboteador en el equipo (promedia 42,5 y es el 17º de la NBA en ese aspecto del juego), y algunas lagunas defensivas (recibe un promedio de 98,4 puntos y es el 14º en ese apartado). “Nuestra presión sobre el balón debe ser mejor, igual que nuestra transición defensiva y nuestro rebote”, avisa Thibs.

La llegada de Pau ha supuesto un soplo de aire fresco para los Bulls y un acicate para él. “Por supuesto que mi decisión de abandonar Los Ángeles para fichar por los Bulls me ha dado nuevas energías”, afirma. “Fue una de las principales razones por las que decidí cambiar: rejuvenecer, motivarme de nuevo y estar en disposición de ganar. Quiero ayudar al equipo a luchar por el anillo”.

El excelente estado físico de Gasol tras los problemas que arrastró la pasada temporada le ha ayudado a mejorar. Considera que jugar 40 minutos es excesivo. “Entre 30 y 35 es lo más adecuado para mí”. Su entendimiento con Derrick Rose, que reapareció ante los Pistons después de cinco partidos de ausencia a causa de unas molestias en los tobillos, será una de las claves para el equipo. “Es fantástico volver a tenerle en la cancha. Marca la diferencia, es muy explosivo, va directo a canasta. Es clave para nosotros”, dice Gasol sobre el jugador franquicia del equipo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50