Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fractura total en el tenis

Los jugadores estudian pedir la mediación del CSD tras solicitar la dimisión de Gala León

Gala Laón, tras la reunión ayer con los tenistas. Ampliar foto
Gala Laón, tras la reunión ayer con los tenistas. AS

Las posiciones de Gala León y los tenistas españoles están más alejadas que nunca. La reunión que la seleccionadora y directora deportiva mantuvo el martes con ocho jugadores dejó heridas abiertas. La técnica acudió pese a temer una encerrona, y escuchó cómo se le pedía que dimitiera como capitana por no cumplir, según el criterio de los tenistas, con los requisitos de experiencia, mérito y consenso que requiere el cargo. A la salida, León sorprendió a las mejores raquetas españolas al describir el tenso encuentro como "constructivo", y añadir, sin que nadie le preguntara, "no voy a pedir perdón por ser mujer". Tras emplear una hora en desgranar argumentos técnicos, deportivos y organizativos, los jugadores se sintieron traicionados. "Pudo no decir nada, pero decir mentiras y tirarnos a los leones [insinuando que son machistas]...", lamentaron. Los tenistas valoran ahora pedir la intermediación del Consejo Superior de Deportes (CSD) y "llegar hasta el final" en el pulso que les mide con el organismo presidido por José Luis Escañuela.

“A la seleccionadora no le discuten por ser mujer”, argumentan desde la institución

"Esta es una falsa polémica", explicaron fuentes del CSD, que no intervendrá salvo que una de las partes se lo pida explícitamente. "A Gala no le discuten por ser mujer, y sus declaraciones no ayudan, porque no le reprochan eso", siguieron sobre los argumentos de los jugadores, que, "subjetivos o no", cuestionan la capacitación de la seleccionadora —nunca ha entrenado al máximo nivel—; su conocimiento del circuito masculino —no había hablado jamás con las mejores raquetas españolas cuando fue nombrada—; sus méritos frente a otros candidatos —el exnúmero uno Juan Carlos Ferrero, por ejemplo—; y que no se consultara su nombramiento con los tenistas. "Estamos muy preocupados por la Federación, no ya por este caso, sino por la deriva general", dijeron desde el CSD. "La selección masculina y la femenina están en Segunda; hay mala relación con muchos jugadores y jugadoras, una situación económica complicada, enfrentamientos con varias territoriales, y se ha instalado la sensación de que hay un conflicto permanente".

Este diario solicitó la opinión de León, que prefirió no hacer declaraciones. Escañuela, por su parte, se remitió a un comunicado: "Sé que la decisión que he tomado ha sorprendido a muchos (...) He elegido a Gala León porque es lo mejor para el tenis español y porque está perfectamente capacitada", explicó. "No voy a negar que me enorgullece que el tenis español sea un ejemplo de igualdad de oportunidades y por supuesto volvería a hacer lo mismo: 1. Intentar que Carlos Moyá renovara a pesar del descenso. 2. Elegir a la persona idónea para subir al Grupo Mundial. Espero que termine el debate sobre Gala León, para poder trabajar todos unidos para retornar a la categoría que corresponde al tenis español".

"Todo lo que ocurre desde que Moyà no acepta la renovación [tras el descenso de España con la ausencia voluntaria de las mejores raquetas españolas, salvo Nadal, que estaba lesionado], pasando por el debate que se ha montado entorno a Gala, no tiene ni pies ni cabeza", dijeron fuentes conocedoras del contenido de la reunión y de las decisiones de los jugadores. "Es como si ponen a Rafa Nadal de capitán de la Copa Federación [la versión femenina de la Davis]: no puede asumir el cargo, porque no conoce cómo juegan las jugadoras, quién es quién, a ningún rival, o los enfrentamientos", plantearon los jugadores. "Es un tema de lógica pura y dura, de deporte, no de hombre o mujer. Es saber adónde queremos ir a parar. Así de simple", añadieron esas fuentes del vestuario. "Molesta que alguien que está haciendo las cosas mal, como ella, además del presidente, salga beneficiado. Hay algunos jugadores que están muy radicales, y otros sin ganas de montar líos pero con ganas de que las cosas sean lógicas. ¿Cómo puede ser que un presidente nombre a Gala León sin preguntar a nadie? Primera cosa mal. Segunda cosa mal: todos los capitanes, sin excepción, cuando se les ha nombrado han llamado a los jugadores para preguntarles qué les parecía. Ella no ha llamado a nadie. Se ha autoproclamado [al ser directora deportiva] y solo mira por ella".

“El tenis español es un ejemplo de igualdad de oportunidades”, dicen en la Federación

España está en Segunda división por primera vez en el siglo XXI: "Algunos hicieron mal en no ir a Brasil. Teníamos el capitán perfecto para salvar la categoría y el año que viene intentar ganar", describieron fuentes del vestuario. Para afrontar el proyecto del ascenso la desconexión es total. Los tenistas creen haber hecho una concesión al ofrecerle a León la posibilidad de dimitir como seleccionadora y seguir como directora deportiva. La entrenadora considera que esas decisiones no corresponden a los deportistas y que ella es la capitana. Los jugadores consideran que León no ha hecho nada por conocer su opinión y problemas, ya que, señalan, desde que fue nombrada "va a la suya" y, por ejemplo, todavía no ha hablado con Nadal ("ni un mensaje"). La seleccionadora recordó a través de un portavoz que en Valencia ya ha hablado con un puñado de jugadores (Andújar, Gimeno-Traver, Granollers, Ramos...) y que hasta julio, fecha de la próxima eliminatoria de la Davis, hay tiempo. Mientras tanto, el tenis español arde.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información