La hora de Gala León

La federación encarga a la extenista “la misión” de elegir al sustituto de Carlos Moyà como seleccionador español

Gala León, durante su presentación como nueva directora de la RFET.
Gala León, durante su presentación como nueva directora de la RFET.Gregorio Lopez

La selección española de tenis supo ayer que en julio de 2015 dará el primer paso para intentar ascender al Grupo Mundial de la Copa Davis contra el ganador del Rusia-Dinamarca (en marzo). A ese cruce como visitante no acudirá como seleccionador Carlos Moyà, al que algunos empleados de la federación seguían incluyendo ayer en sus planes pese a que el ex número uno mundial ya había confirmado su adiós al cargo en una entrevista con este diario. Gala León, que fuera número 27 del mundo, y nombrada directora deportiva del tenis español este verano, tiene “la misión” de articular el programa que devuelva a la pentacampeona a la elite. Ella, explicaron fuentes federativas, debe proponer al próximo capitán a la junta directiva. Tiene dos opciones: el modelo continuista (elegir a un exjugador con experiencia en la competición, pero no en los banquillos, como Juan Carlos Ferrero) o el rupturista (volver a una dirección técnica, de entrenadores bregados en el circuito, como la que llevó a España a sus primeras Ensaladeras, en 2000 y 2004).

Las reuniones comenzaron ayer con el objetivo de decidir el nombre del próximo capitán esta misma semana. En la elección entre un perfil de seleccionador o el otro pesará un aspecto que los gestores consideran relevante: el sueldo del futuro capitán, mucho mayor en el caso de un exjugador de élite que en el de un técnico que no haya alcanzado la gloria sobre la pista.

La directora deportiva duda entre otro exjugador o alguien de perfil más bajo"

Mientras tenistas de la máxima relevancia en La Armada comentaban en privado su desazón por los constantes cambios en el banquillo (tres seleccionadores en los últimos cuatro años) y la consecuente falta de “un proyecto a largo plazo que implique a los jugadores”, algunos de los candidatos analizaban la situación. Así, Ferrero, ex número uno mundial, supo que sus asesores le aconsejaban, en caso de recibir una oferta (lo que ayer no había ocurrido), que solicite un contrato de tres años para garantizarse la opción de armonizar un conjunto. En contra de la candidatura del extenista, héroe de la primera Ensaladera ganada por España (2000), y cuyo mentor, Antonio Cascales, opta a la presidencia de la Federación Valenciana, juegan dos factores: acaba de ser padre y su sueldo estaría a la altura de su bien ganado prestigio, como el que tuvieron Àlex Corretja o Moyà.

“Pero Gala no solo tiene que hacerse cargo de presentar un candidato”, explicaron fuentes federativas sobre la sucesora de Albert Costa en la dirección deportiva, que, por su parte, cobra un sueldo “menor” que el del ganador de Roland Garros. “Además de valorar lo que ha pasado y buscar un nuevo capitán, también tiene que decidir a quiénes se dan las becas, el uso del Centro de Alto Rendimiento…”, añaden esas fuentes sobre la ausencia en la eliminatoria de Brasil de jugadores que habían recibido fondos públicos en sus años formativos. “Todavía no ha tenido casi tiempo de trabajar”. España busca capitán con urgencia: enfrentarse al ganador del Rusia-Dinamarca como primer paso hacia el ascenso es meter al barco del equipo en medio de una tormenta.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción