Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sáez: “Sería injusto y cobarde focalizar ahora en Orenga”

El presidente de la Federación, no decidirá sobre el futuro del seleccionador al menos hasta octubre.

José Luis Sáez, en la rueda de prensa.

José Luis Sáez da tiempo al tiempo y esquiva una destitución fulminante del seleccionador Juan Antonio Orenga. Todavía en pleno Mundial y dos días después de la derrota ante Francia que volteó las fastuosas previsiones depositadas en la mejor selección de la historia del baloncesto español, el presidente de la federación española puso un temporizador a la estructura que pertrechará a la selección durante el próximo Eurobasket de Francia en 2015 y la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río en 2016. “No es el momento de hablar de dimisiones, ni de simplificar los temas y focalizarlos en algo o en alguien. Debemos reflexionar y ver qué partes tenemos que mejorar y qué cambios debemos realizar. Focalizar en Orenga ahora sería injusto. Tomar una decisión en caliente, sin evaluar todo lo ocurrido, sería una cobardía”, afirmó Sáez, en una concurrida rueda de prensa a la que también asistió el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal.

La postura de Sáez era previsible atendiendo a su proceder habitual. No acostumbra a adoptar las decisiones de peso en caliente. Prefiere dejar pasar un tiempo y ejecutar después de que sus más estrechos colaboradores, empezando por el seleccionador, presenten los correspondientes informes sobre lo sucedido. En este caso, se produjo el desplome de un equipo que funcionó a las mil maravillas hasta su derrota ante Francia.

En ese partido la selección no mostró una de las constantes en los tres lustros que su núcleo duro lleva en la elite: competitividad. Su revés resultó turbador, con 22 rebotes menos que el rival, solo dos triples y 52 puntos, la anotación más baja de la selección desde 1968.

La postura era previsible porque no suele adoptar las decisiones en caliente

Sáez constató la magnitud del desastre, aunque rechazó calificarlo de batacazo o fracaso, “por respeto a los jugadores”, argumentó. “Siento mucha decepción y mucha frustración por los jugadores, por la calle, por los seguidores, que han sido muchísimos como se ha reflejado en las audiencias de televisión. Nadie, en ningún país, ha podido disfrutar tanto y durante tanto tiempo como lo han hecho con este equipo. Ha sido un golpe y un mazazo duro porque se ha producido en tu casa y en un momento en que no lo esperabas”.

Desde que accedió a la presidencia en 2004, Sáez ha contado con cinco seleccionadores: Mario Pesquera (2004-2005), Pepu Hernández (2006-2007), Aíto García Reneses (2008), Sergio Scariolo (2009-2012) y Orenga (desde 2013). El presidente de la FEB defiende que no se mueve exclusivamente por los resultados. “Tenemos que saber lo que nos ha ocurrido para actuar en consecuencia. Analizaremos las responsabilidades con tiempo, como me gusta a mí. Vamos a potenciar nuestras fortalezas y corregir las debilidades para que siga el éxito con la misma exigencia que hasta ahora”, mantiene.

Orenga, en el partido contra Francia. ampliar foto
Orenga, en el partido contra Francia. Getty Images

En definitiva, Sáez se desenvuelve de acuerdo a como lo hizo en ocasiones precedentes. Mario Pesquera fue destituido en noviembre de 2005 después de que España perdiera ante Francia en el partido por el tercer puesto del Eurobasket de ese año, disputado tres meses antes en Serbia. Su desencuentro con Pepu Hernández fue zanjado en junio de 2008 con la destitución del técnico madrileño “por un conflicto de intereses”. En el caso de Aíto, fue él mismo quien prefirió acabar su breve etapa en la selección para recalar en el Unicaja.

El final de la etapa de Scariolo, el 28 de noviembre de 2008, se produjo por decisión del técnico italiano. Fue entonces cuando Sáez apostó por Orenga, un entrenador que llevaba más de 11 años trabajando en las categorías inferiores y que contaba con una cortísima experiencia en la Liga ACB con Estudiantes. En 2013, Orenga dirigió a la selección en el Europeo de Eslovenia donde España ganó el bronce tras siete victorias y cuatro derrotas y se ha despedido del Mundial en cuartos de final, la única derrota del equipo en los siete partidos que disputó.

El presidente de la FEB ratificó su absoluta confianza en el proceder de los técnicos y los jugadores cuando fue preguntado sobre quién autorizó que Pau y Marc Gasol viajaran a Barcelona, donde nació la hija del de los Grizzlies, dos días antes de enfrentarse a Francia o que Sito Alonso, ayudante de Orenga, viajara a Bilbao. “Hay temas excepcionales como el nacimiento de una hija. La responsabilidad de las personas de las que hablamos está fuera de toda duda. Si alguien puede pensar que ese viaje puede minar la concentración no habría que decírselo, lo haría. Serían los primeros que no hubieran actuado así. El régimen interno siempre está en manos del entrenador. Yo no soy el seleccionador, aunque lo digan. Solo soy el presidente”.

“Todos tienen sus tiempos: la prensa, la afición… Y yo quiero tener el mío”, dice

Pormenorizó Sáez su visión sobre el tiempo que requiere la toma decisiones. “Enfocaremos los análisis al término de la temporada, tras la conclusión del Mundial de chicas [del 27 de septiembre al 5 de octubre en Turquía]. A partir de ahí, haremos una evaluación completa y global para ver las disponibilidades desde todo los puntos de vista: técnicos, federativos… Y diseñaremos lo que haremos durante el periodo de 2015 y 2016. Será en octubre o en noviembre. Y en esas decisiones van a participar todos. Y lo haremos de acuerdo con un método que no nos ha dado malos resultados”.

Frente a la avalancha de críticas a Orenga, al equipo y a la FEB, Sáez pidió una tregua: “Todos tienen sus tiempos: la prensa, la afición… Y yo quiero tener el mío. Cuando se toma una decisión de forma precipitada te puedes equivocar más fácilmente. Yo pienso en 2020. Seguramente no voy a estar aquí [como presidente], pero trabajo para que, pese a que las personas pasen, permanezcan las estructuras sólidas. Así viene siendo hace muchos años. De esta crisis, hay que salir más fuerte. El baloncesto no terminó en el día de cuartos. Mantenemos la ilusión para competir, para estar entre los mejores y para ser un referente como lo somos. Esta derrota nos va a enseñar muchas cosas”. Sobre el futuro más próximo de la selección explicó que ningún jugador le ha comentado que vaya a dejar la selección. “Llevo 17 campeonatos desde que entré en la federación como vicepresidente y con muchos de estos jugadores llevo desde que entré. En ninguna selección he visto ese grado de compromiso, ese sentir que la selección es su equipo. Ojalá podamos conseguir el objetivo que estén en Río", concluyó.

 

Orenga, en datos

34 partidos disputados (18 de ellos oficiales).

29 victorias (13 en partidos oficiales).

5 derrotas (todas en encuentros oficiales).

España ha anotado 2.734 puntos y ha encajado 2.122.

1.451 puntos anotados en partidos oficiales y 1.126 puntos encajados en partidos oficiales.

Palmarés: 1 Medalla de Bronce (Europeo 2013, en Eslovenia), tras ganar 92-66 a Croacia.

Balance del Europeo de Eslovenia 2014. 7 Victorias y 4 derrotas. 870 puntos anotados y 691 puntos encajados.

Balance del Mundial de España 2014. 6 victorias y 1 derrota. 581 puntos anotados y 435 puntos encajados.

Partidos amistosos. 16 victorias y 0 derrotas. 1.283 puntos anotados y 996 puntos encajados.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información