Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bojan Krkic deja definitivamente el Barça y ficha por el Stoke City

El delantero, de 23 años, ha firmado por cuatro temporadas con el conjunto inglés

Bojan Krkic en un entrenamiento del Barça. Ampliar foto
Bojan Krkic en un entrenamiento del Barça. AFP

A sus 23 años Bojan parece un veterano. Se estrenó de muy mozo con la camiseta del Barcelona y desde su salida del club azulgrana el noi de Linyola ha recogido las maletas una y otra vez, sin poder echar raíces en ningún sitio. Ahora, el canterano tiene un nuevo desafío a la vista: el Stoke City. Cuando todavía le quedaba un año más de contrato con el Barça, el club comunicó el traspaso del canterano al equipo inglés que comanda Mark Hughes por las próximas cuatro temporadas y en el que coincidirá con otro exazulgrana, Muniesa. El Barça se reserva una participación en una futura venta del jugador que pueda realizar el club inglés.

El 14 de julio Bojan se presentó en el inicio del ciclo de Luis Enrique como entrenador. Pero el delantero lo tenía claro, su destino no estaba en Barcelona. Y así se lo hizo saber el club. El teléfono del padre de Bojan, su representante, sonaba con ofertas, sin embargo, ninguna convencía al jugador. Equipos españoles que no aspiran a luchar por competir en Europa, otros de Portugal y hasta desde Qatar preguntaron por Bojan. Pero apareció el Stoke, noveno clasificado la pasada temporada en la Premier. “Es un jugador joven que lleva años en un nivel alto, cuenta con unas características distintas de las de los futbolistas que tenemos”, explicó Hughes.

“Es  joven y lleva años en un nivel alto, cuenta con unas características distintas de las de los futbolistas que tenemos"

Mark Hughes

“No podemos volver a saltarnos los pasos del crecimiento con otro jugador como lo hicimos con Bojan en su momento”, cuentan en el Barça. Con solo 16 años debutó en el equipo que dirigía Rijkaard, el barcelonismo se aferró a la ilusión de una nueva promesa de La Masia. Eran tiempos revueltos en el Camp Nou y el delantero, siempre fino de cara a portería, endulzó con goles los ojos de los aficionados. Demasiado ingenuo para el vestuario azulgrana y siempre mimado por Henry, en su primera temporada con el primer equipo marcó 10 goles en la Liga, superando el récord de precocidad goleadora de Raúl. Su estrella se fue apagando, primero en el Barça de Guardiola y luego en su travesía por Europa.

En la temporada 2010-2011, probó suerte en la Roma de Luis Enrique. Disputó 13 partidos desde el inicio y firmó siete goles. El curso siguiente se mudó de Roma a Milán, siempre en condición de cedido por el Barcelona. En el conjunto rossonero no cambió el viento, solo jugó cinco encuentros de titular y marcó tres dianas. Sin suerte en Italia, buscó volver a un fútbol familiar en el Ajax, aunque tampoco se pudo consolidar. En los 17 partidos que saltó al campo, anotó cuatro goles.

No puede dar pie con bola Bojan, que siempre estuvo demasiado protegido por su entorno más cercano. Su padre, exfutbolista e internacional con la selección yugoslava, conduce de cerca la carrera de su hijo. Le cuesta cortar el cordón umbilical al futbolista con su familia, que lo marca de cerca. El Stoke City es la nueva casa del canterano, que busca rencontrarse con su mejor aliado: el gol.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información