Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mundial de Motociclismo 2014

“Hoy no pude ser valiente”

Lorenzo reconoce que pasó miedo con la pista en malas condiciones por el recuerdo del accidente de 2013

Jorge Lorenzo, el pasado viernes en Assen. Ampliar foto
Jorge Lorenzo, el pasado viernes en Assen. AP

Hace un año Jorge Lorenzo asombró a propios y extraños con la decisión de correr en el mismo escenario en el que se había destrozado la clavícula unos días antes y recién salido del quirófano. Fue intervenido el viernes y se subió a la moto el sábado para terminar quinto en una carrera épica. Toda una demostración de arrojo y tesón: 26 vueltas a un circuito de 4,5 kilómetros recién expulsada la anestesia y con los puntos de sutura aún frescos. En ese mismo escenario ha cerrado este fin de semana la peor carrera desde que está en MotoGP, según sus propias palabras. “Y el problema es mío. La moto iba bien en mojado y también en seco, pero yo no tenía confianza, tenía miedo, veía agua en algunas curvas y no quería arriesgarme demasiado, volver a caerme y hacerme daño”, concedió en un arranque de sinceridad muy propio de él.

“Fue mi culpa, hoy no pude ser valiente ni rápido en estas condiciones como sí lo fueron mis rivales. El año pasado hice algo casi imposible y hoy era el piloto con más miedo de la pista”, dijo, el gesto serio, alto y claro, pese a la estupefacción general. Lorenzo, que era rápido en los primeros compases de la carrera, con los neumáticos de lluvia, fue temeroso a su regreso a la pista, pues tras el chaparrón no estaba ni completamente seca para pilotar con la confianza de siempre, ni lo suficientemente mojada para rodar con las gomas rayadas.

El año pasado hice algo casi imposible y hoy era el piloto con más miedo de la pista."

Jorge Lorenzo

Y en esas condiciones (inciertas) le afectó el recuerdo del accidente del año pasado: “Cada vez que veía un charco o agua acumulada me venían flashes de hace un año, solo la idea de volverme a caer me hacía quitar gas; estaba desconcentrado, me pasaban los rivales. Es posible que el accidente me hiciera ser demasiado consciente de las consecuencias de una caída”.

“Hoy estaba difícil, era peligroso. Entiendo a Jorge. Cuando yo volví a Mugello al año siguiente fue un poco así. Me rompí la pierna por culpa del neumático frío, así que cada vez que salía a la pista por vez primera me acordaba del accidente. Necesité un tiempo”, explica Valentino Rossi. No quiere dramatizar Lorenzo, que asegura que no recuerda el accidente, “solo que sentía mucho dolor”. Y no buscará ayuda o una solución inmediata aunque, asumió: “La cabeza es difícil de controlar”. “Si vuelvo a ver síntomas, intentaré apretar, forzar el neumático; intentaré no tener ese miedo, soy autodidacta y resuelvo los problemas por mí mismo”, concluyó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información