Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone: “Nosotros a tragar saliva, esperar y estar agazapados”

Diego Costa entra en la lista contra el Málaga y el técnico dice que el Atlético afronta con garantías los duelos decisivos: "No es presión, es responsabilidad, es un momento muy bonito"

Simeone, durante la rueda de prensa. EFE

Un día antes de otro duelo trascendental, frente al Málaga (19.00, Canal+ Liga), Simeone propuso en la sala de prensa la misma receta que ha empleado el Atlético a lo largo de toda la temporada. Trabajo, dedicación, esfuerzo. Cero autocomplacencia. "Vivo el fútbol como la vida misma. En la vida uno tiene que dar sin esperar lo que te puedan devolver. Como profesionales nos hemos entregado y nuestra intención es seguir dando sin saber si vamos a recibir”, expuso el técnico. El Atlético será campeón de Liga este domingo si vence al Málaga y el Barça no gana al Elche.

Se mostró tranquilo respecto al estado físico de Diego Costa, que sufre una contractura y al que en principio reservará en el partido de mañana, pese a que este sábado se ejercitó junto a sus compañeros y entró la lista para el duelo contra los andaluces. "Está mejor, se sintió mas cómodo. Le haremos una prueba", explicó el preparador rojiblanco.

Incidió una y otra vez El Cholo en las señas de identidad de su equipo. “Nuestra maneras de trabajar está basada en el trabajo colectivo. En muchos encuentros se vieron las caracteristicas individuales después de que apareciera el trabajo colectivo. Mañana seguiremos intentando competir con la misma intención de siempre”, subrayó, a la vez que negó que estar en la cima del campeonato a estas alturas pueda atenazar a sus hombres: "No es presión, es responsabilidad, es un momento muy bonito, queremos y aspiramos a llegar a situaciones importantes, por consiguiente lo vivismo como tal".

Sobre el nuevo escenario que ha quedado tras el tropezón del Madrid en Valladolid, el entrenador argentino evitó el cartel de protagonista que adorna a sus dos adversarios. Él prefiere mantenerse en un discreto segundo plano: “Es lo que vende, es normal que se hable mucho de ellos por lo que representan como Madrid y Barcelona. Como dice un amigo mío, nosotros a tragar saliva, esperar y estar agazapados”.

Volvió a aferrarse a la idea de que su equipo depende de sí mismo: “Yo no espero nada de los otros partidos. Si yo gano, no no me alcanzan”. Y, como cierre, advirtió que ya no le quedan boletos para la final europea del próximo día 24 en Lisboa, contra el Madrid: "Aviso que no tengo entradas, ahora te aparece el amigo que no has visto hace mil años".

Más información