Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadal, hijo adoptivo de Madrid

La alcaldesa Ana Botella destaca su "admirable humildad" en el acto de reconocimiento

"Me encanta la ciudad", dice el mallorquín

Nadal, con la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. Ampliar foto
Nadal, con la alcaldesa de Madrid, Ana Botella.

El tenista Rafael Nadal recibió este lunes el título de Hijo Adoptivo de Madrid en un acto solemne en el Ayuntamiento de la capital en el que la alcaldesa, Ana Botella, se refirió a él como un "español universal" y una "buena persona". Botella se ensalzó al número uno del tenis mundial como un "estandarte de los valores humanos" y destacó de él su "fuerza de voluntad, disciplina y capacidad de sacrificio" y su "admirable humildad", que ha dicho que "demuestra en la victoria y en la derrota".

La alcaldesa madrieleña aseguró de Nadal que "nunca antepone los trofeos a su sencillez y carácter familiar generoso, amable y auténtico". Además, calificó como "admirable la perseverancia con la que logró superar la lesión que lo tuvo alejado de las pistas en 2012" y le ha puesto como "ejemplo de unos valores que bien pueden aplicarse en el día a día a cualquier otra actividad".

El tenista, de 27 años, mostró su felicidad. "Yo me siento muy cercano a Madrid, me encanta la ciudad y siempre he recibido el cariño de los madrileños". El balear dijo haber vivido en Madrid "emociones inolvidables" y afirmó que este reconocimiento por su trabajo responde "con creces" a su "cariño por esta ciudad y por lo que Madrid representa como capital de este país".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.