Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Un toque de atención de vez en cuando no viene mal”

Casillas hace autocrítica mientras los técnicos, Ancelotti y Klopp, coinciden en que las paradas del capitán fueron decisivas

Cristiano protesta una jugada en el banquillo. Ampliar foto
Cristiano protesta una jugada en el banquillo. REUTERS

Se agotaba el tiempo de juego, en la segunda mitad del partido, cuando la volea de Mkhitaryan cortó la respiración a la muchedumbre asentada en la tribuna sur del Westfalenstadion. La portería que defendía Casillas, ubicada contra la rampa de público más grande de Europa, se convirtió en el centro del drama. El balón salió despedido hacia la red, raso y fuerte. Fue al costado izquierdo del meta, pegado al suelo, obligando a una acción que los porteros suelen sufrir. Es más sencillo impulsarse hacia arriba que hacia abajo. Casillas, sin embargo, respondió con sus reflejos y su coordinación intactos. Se tiró abajo y con todo. Puso la mano, frenó el tiro, y las 20.000 personas de la tribuna sur pasaron del grito de gol al grito de frustración. El tiempo se consumía y la portería del Madrid permanecía impermeable. El año pasado, en una situación parecida, Diego López no logró hacer ni una parada memorable la noche que el equipo de Mourinho cayó por 4-1.

“Casillas”, dijo Carlo Ancelotti, el técnico madridista, tras el encuentro; “ha hecho la parada determinante del partido. Su porcentaje de responsabilidad en nuestro triunfo, en esta eliminatoria, es muy importante”.

Ha quedado clarísimo que es un portero de clase mundial”

Klopp

“No recuerdo bien hasta qué punto Casillas pudo ser decisivo en el partido de ida”, dijo Jürgen Klopp, el entrenador del Dortmund. “Hoy sí se puede decir que paró el disparo de Grosskreutz y el disparo de Mkhitaryan, y quedó clarísimo que es un portero de clase mundial”.

Casillas concluyó que el accidentado partido de Dortmund debía interpretarse como una invitación a evitar caer en la indulgencia. “Creo”, dijo el capitán, “que el pase es merecido. Un toque de atención no viene mal de vez en cuando. Mejor que haya pasado en este partido y no más adelante”.

El más crítico resultó el mediocampista croata Luca Modric al advertir: “Tenemos que aprender, pero me parece que no aprendemos nunca”.

Los jugadores del Madrid viajaron a Alemania con el convencimiento pleno de que disputarían las semifinales porque el Dortmund no era un rival de entidad suficiente para impedirlo. Pero por poco se estrellan, para desesperación de Ancelotti, que se pasó varios días intentando activar al vestuario. “Estamos contentos porque estamos en semifinales, que es un objetivo importante”, observó el entrenador. “Pero no me gustó la manera en que lo hemos hecho. Regalamos mucho en primera parte. El partido cambió con el penalti. Después regalamos dos goles y pusimos en peligro la eliminatoria. Lo bueno fue que no perdimos la cabeza e intentamos jugar y defender bien, y al final lo hemos conseguido”.

Tenemos que aprender, pero me parece que nunca lo hacemos”

Modric

“La clave del partido fue el penalti”, prosiguió Ancelotti. “Esto animó mucho al Dortmund y nos dio un poco de miedo. No jugamos más. Nos dedicamos sólo a defender cuando necesitábamos tener el control del partido con la posesión”.

El técnico aclaró que Cristiano está bien, a pesar de que no quiso contar con él ni un minuto en el día más importante de la temporada. “Cristiano está mejorando”, dijo. “No tiene un problema grande. De lo contrario, no habría estado en el banquillo. Ponerlo aquí con la intensidad a la que se ha jugado habría sido un riesgo. Ahora tiene tiempo para recuperarse bien y participar en los próximos partidos. Creo que el sábado ante el Almería podrá jugar”.

Klopp defendió a su media punta armenio, señalado por la prensa alemana como uno de los culpables de la eliminación tras desperdiciar cuatro ocasiones claras en los dos encuentros con el Madrid. “Mkhitaryan estuvo sobresaliente”, dijo el entrenador alemán. “No siempre es fácil marcar. Aunque en una jugada sentó al portero y se quedó solo. Esto le ha pasado a muchos jugadores. Hay situaciones en las que te cuesta marcar; te cuesta tener esta claridad. Pero si debo juzgar la prestación de Mkhitaryan en la integridad del partido debo estar feliz. Pudimos hacer un gol allá y dos más aquí si hubiésemos aprovechado la mitad de las ocasiones que tuvimos”.

“El Madrid pasó la ronda porque en su campo fue mucho mejor que nosotros”, concluyó Klopp. “Hoy los mejores fuimos nosotros, pero solo ganamos por 2-0. Esa es la causa de la eliminación. Si hubiéramos hecho más goles habríamos merecido pasar, pero no fue así”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información