Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vuelta a los orígenes de Phil Jackson revoluciona a la NBA

El entrenador de los 11 anillos vuelve a la actividad como director de operaciones de los Knicks, el equipo en el que discurrió casi toda su carrera y con el que ganó dos títulos como jugador

Phil Jackson, en 2009.
Phil Jackson, en 2009. AP

A los 68 años, Phil Jackson vuelve a sus orígenes, allí donde comenzó y cumplió toda su carrera como jugador profesional, desde 1967 hasta 1978, y con el que ganó su único anillo como jugador en 1973. Después de ganar otros 11 anillos como entrenador, seis con los Bulls y cinco con los Lakers y de un paréntesis de dos años de inactividad, Phil Jackson ha decidido regresar a la actividad en la NBA en calidad de director de operaciones de los Knicks.

El movimiento supone un impacto extraordinario en la NBA. Relanza con más fuerza que nunca las expectativas de la franquicia con más posibilidades sociales, mediáticas y financieras. Este año, por ejemplo, es la segunda que más invierte en los salarios de su plantilla con 87,7 millones de dólares y solo superada por Brooklyn. Pero ese inmenso potencial casi nunca se ha visto recompensado por los éxitos deportivo, ni siquiera con el último gran golpe de efecto que supuso el fichaje de Carmelo Anthony mediada la temporada 2010-2011.

Melo, que al final de la presente temporada será agente libre y podrá decidir su futuro libremente, es la pieza clave en el proyecto que intente llevar a cabo Phil Jackson. Por lo pronto, el equipo, después de una temporada muy irregular y de ciclos de partidos con un rendimiento muy deficiente, ocupa la novena plaza en el Conferencia Este y por lo tanto debe realizar un notable final de Liga regular para aspirar a disputar los playoffs.

Su regreso relanza las expectativas de la franquicia con más posibilidades sociales, mediáticas y financieras

Preguntado recientemente por Melo Anthony, Phil Jackson contestó: “Es un fantástico jugador que todavía debe superar otro nivel en su juego”. Con Woodson como entrenador, Melo ha tenido carta blanca. Si los planes de Phil Jackson contemplan la continuidad de Carmelo, el jugador deberá adaptarse al triángulo ofensivo y compartir más el balón como hizo en su día Michael Jordan.

La situación contractual de la plantilla de los Knicks invita a pensar que resultará muy difícil que pueda afrontar una reconstrucción con garantías antes de 2015. De hecho, el jugador que más cobra no es Melo sino Amare Stoudemire, con 23,4 millones de dólares garantizados para la temporada 2014-2015. También tienen importantes contratos hasta el final de la próxima temporada Tyson Chandler y Bargnani.

Como jugador, estuvo 10 temporadas en el Madison Square Garden, además de la de 1969-1970

Phil Jackson ha mantenido largas negociaciones con el presidente de los Knicks, Jim Dolan. Los Lakers perdieron la posibilidad de ficharle de nuevo cuando fracasó el proyecto de Mike Brown, despedido tras los cinco primeros partidos de la temporada 2012-2013. Entonces, el director deportivo de los Lakers, Mitch Kupchak, y el vicepresidente ejecutivo, Jim Buss, contactaron de nuevo con el entrenador que reside en Los Ángeles y está casado con Jeanie, la hija del fallecido expropietario de la franquicia, Jerry Buss. Pero en el último momento, Kupchak y Jim Buss optaron por el fichaje de Mike D’Antoni.

Los Knicks solo cuentan con dos títulos, obtenidos en 1970, en una temporada que Phil Jackson se pasó en blanco a causa de una lesión en la espalda, y en 1974. Desde entonces, los reveses han sido constantes a pesar de haber contado con prestigiosos entrenadores como Pat Riley, con el que perdieron la final de 1994 ante Houston, o Jeff Van Gundy, con el que sucumbieron en la final de 1999 ante San Antonio.

La travesía del desierto fue especialmente dura a partir de 2001. Hasta en ocho ocasiones se quedaron fueron de los playoffs en una decepcionantes y a veces traumáticas etapas con entrenadores como Lenny Wilkens, Larry Brown, Isiah Thomas y una larga etapa de Mike D’Antoni, al que sucedió mediada la temporada 2011-2012 el actual entrenador Mike Woodson.

En su último libro, Once anillos, recién publicado en castellano por rocaeditorial, Phil Jackson explica que fue drafteado por los Knicks para la NBA y al mismo tiempo por los Minnesota Muskies para la ABA. “Holzman (el entrenador de los Knicks)”, relata, “me preguntó si tenía reservas para firmar el contrato con los Knicks y respondí que pensaba asistir a un centro de graduados y estudiar para ministro de la iglesia. Añadió que, cuando acabase mi carrera profesional en el baloncesto, ya tendría tiempo de sobra para dedicarme a lo que me apeteciera”.

Los Knicks solo cuentan con dos títulos, los logrados en 1970 y 1973

Estuvo 10 temporadas en los Knicks, además de la de 1969-1970 en que no jugó a causa de su lesión de espalda, y concluyó su carrera a los 34 años, después de vestir en sus dos últimas temporadas los colores de los Nets de Nueva Jersey.

Phil Jackson era un ala-pívot zurdo que promedió 8,1 puntos y 4,3 rebotes en aquel equipo de los Knicks que ganó el anillo en 1974 y en el que los jugadores más destacados eran Walt Frazier, David DeBusschere, Bill Bradley, Earl Monroe, Willis Reed y Jerry Lucas.

Su carrera como entrenador dio inicio en 1989 en Chicago. Marcó una época histórica con el equipo liderado por Michael Jordan y ganó seis anillos (1991, 1992, 1993, 1996, 1997 y 1998). Acto seguido fichó por los Lakers, con Shaquille O’Neal y Kobe Bryant. Ganó cinco anillos en 2000, 2001 y 2002 y, los dos últimos, en 2009 y 2010, poco después de que llegara al equipo Pau Gasol.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información