Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Día D’ para Marta Domínguez

La federación de atletismo cita a la atleta y senadora palentina el próximo miércoles 26 para tratar su expediente de dopaje

La atleta y senadora Marta Domínguez, en 2011. Ampliar foto
La atleta y senadora Marta Domínguez, en 2011.

Y, sin embargo, se mueve, que diría el científico en su carta a los escépticos: el caso Marta Domínguez, que parecía estancado desde hace meses en los anaqueles polvorientos de los archivos federativos, sigue adelante y celebrará un primer día que se podría llamar D el próximo miércoles, 26, fecha en la que la atleta y senadora palentina ha sido convocada por el Comité de Disciplina de la federación española de atletismo.

La considerada mejora atleta española de la historia tendrá allí la oportunidad para alegar con su propia voz sobre el expediente por dopaje abierto por la española a instancias de la federación internacional (IAAF), cuyos expertos consideran que los vaivenes de los valores hemáticos de su pasaporte biológico son una prueba de dopaje sanguíneo (EPO o transfusiones) en 2009, el año en que ganó los 3.000 metros obstáculos en el Mundial de Berlín.

A la cita con el comité pueden acudir la atleta o su abogado, José Rodríguez, o ambos, y podrán aportar documentación científica para probar los argumentos de la inocencia que proclaman: la falta de valor probatorio del pasaporte biológico (pese a que está avalado incluso por la ley española antidopaje y por varias sentencias de Tribunal Arbitral del deporte, TAS) y/o la falta de rigor y la excepcionalidad en la toma de pruebas sanguíneas.

Según varias fuentes, la federación española, que al comienzo del caso, en mayo pasado, intentó derivar (infructuosamente) el expediente al Consejo Superior de Deportes (CSD), y cuyo presidente, José María Odriozola, declara en todas sus entrevistas su convicción sobre la inocencia de la senadora del Partido Popular, ha decidido finalmente afrontar el caso debido a la exigencia innegociable de la IAAF, que ha fijado incluso un plazo de resolución al comité de disciplina.

Si España no suspende a Domínguez por los cuatro años que reclama la IAAF, esta recurrirá ante el TAS

Este plazo se puede alargar aún unas semanas antes de que el comité decida.

La atleta, según otras fuentes, no ha digerido excesivamente bien la convocatoria, un síntoma de que su caso sigue para adelante. Así se lo ha hecho saber a su círculo más cercano, a quienes ha hecho llegar que se siente “abandonada” y “traicionada” tanto por la federación como por el CSD.

Si España no suspende a Marta Domínguez, de 38 años y ya prácticamente retirada del atletismo profesional, por los cuatro años que reclama la IAAF, esta recurrirá ante el TAS. La sanción llevaría incluida, aparte de la pérdida del honor y el valor deportivo, la descalificación del Mundial de Berlín, por lo que sería desposeída de la medalla de oro. Si Domínguez es sancionada, será ella quien tenga la posibilidad de recurrir ante el tribunal de Lausana.

Las sospechas sobre la falta de limpieza de la atleta palentina comenzaron a raíz de la investigación de la Operación Galgo, en diciembre de 2010, en la que fue detenida unas horas y su casa registrada. Aunque el caso penal se archivó, la Guardia Civil logró concluir que Domínguez era Urco, uno de los apodos bajo los que Eufemiano Fuentes custodiaba las bolsas de sangre de deportistas intervenidas en la Operación Puerto. Documentos hallados posteriormente pudieron probar que Domínguez era cliente del médico canario, condenado en primera instancia por un delito contra la salud, desde finales de los años 90.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.