Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Atlético juega contra la mística

El grupo rojiblanco expone su bloque ante un Milan en horas bajas y aferrado a su historia

Los jugadores del Atlético bromean con Simeone. REUTERS

Coincidiendo con la fila 1 de los asientos, donde siempre se sentaba cuando era seleccionador, una fotografía de Luis Aragonés presidía la cabecera exterior del avión que trasladó al Atlético a Milán. Un homenaje del dueño de la compañía por la amistad que mantuvo con la leyenda rojiblanca recientemente fallecida. Un reclamo sentimental en una noche grande para el Atlético, que se presenta ante el Milan con las hechuras de favorito.

La historia dice otra cosa, que el Milan tiene siete Copas de Europa, más callo en estos envites, pese a que anda a la deriva en la Serie A. “Ellos son favoritos, pero la Champions es diferente”, asegura Clarence Seedorf. El entrenador holandés sabe de qué habla, tras ganar el trofeo con el Madrid (1998) y con el mismo Milan (2003 y 2007). A esa mística europea se agarra Seedorf, además de a Kaká y a Balotelli, sus dos futbolistas más desequilibrantes.

A los jugadores del Atlético se les ha preguntado tanto por las posibles consecuencias de su inexperiencia en esta competición como por el linaje del Milan. Con lo primero se han mostrado seguros de sí mismos. Con lo segundo, como hizo ayer Gabi, respetuosos. “Respetamos al Milan por toda su historia, por sus jugadores, pero el favoritismo nuestro se queda en esta sala de prensa”, sentenció el capitán.

Para Simeone, en estos partidos los detalles son esenciales. Ha ensayado cada movimiento a hacer en la estrategia y en el juego continuo. Los ha remarcado y recordado para evitar que a su equipo le pueda tumbar un error de novato. “Tenemos que jugar con suma concentración, los equipos italianos viven de episodios”.

Esos episodios son los detalles que tanta gloria le han dado al fútbol italiano. Un córner, una mala entrega con la que fabrican una contra ganadora, o una genialidad cuando el rival se cree dominador. A todo eso teme Simeone, que ha dispuesto un equipo de fieles en el que Raúl García sienta a Villa, y Diego, su gran apuesta en este mercado de invierno, no desbanca a Koke o Arda. En realidad, Simeone, tiene un plan para dos tipos de partido, según el dominio del juego y el resultado.

El Atlético juega contra la mística

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información