Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rayo se complica la vida

Un Granada superior toma Vallecas después del gol de Fran Rico y la expulsión, antes del descanso, del lateral Nacho

Piti y Gálvez pelean por un balón. efe

Un Granada más efectivo se impuso en Vallecas y dejó al Rayo otra vez en una situación muy delicada en la Liga. El conjunto de Lucas Alcaraz gozó de claras ocasiones hasta que Fran Rico convirtió un gol de falta y encarriló la victoria andaluza, facilitada por la expulsión del lateral Nacho antes del descanso. Como siempre, los rayistas se vaciaron en campo contrario, pero carecieron de acierto ante el meta Roberto. Iturra, en el centro del campo visitante, contuvo con su sentido táctico gran parte de los avances rayistas.

El Arabi falló uno de los goles de la temporada. Solo, sin potero, con toda la portería por delante, recibió el pase de Ibrahimi, quiso controlarlo antes de embocar, pero el balón se le fue largo y, cuando quiso rematar, lo hizo al palo. Al delantero francés de origen marroquí le sirvió de consuelo que, poco después, una falta enroscada desde el lateral izquierdo de Fran Rico acabó en las redes. Un centro-chut que botó entre el portero Rubén y los defensas, despistando a todos. La vida se la acabó de complicar al Rayo su lateral izquierdo Nacho, expulsado antes del descanso tras recibir la segunda amarilla por un piscinazo en el área del Granada.

Al Rayo atacó con todo, pero apenas encontró resquicios por los que pasar. Y cuando lo hizo, como un disparo de Alberto Bueno, el portero Roberto respondió con una mano milagrosa que desvió el balón. Volcado el conjunto de Paco Jémez sobre la meta granadina, aprovechó el Granada para sentenciar a la contra con un tanto final de Riki.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >