Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No me gusta dar opciones al rival”

El técnico lamenta la facilidad con la que crean ocasiones a su equipo, aunque cree que este sigue mejorando su juego

Messi trata de marcharse de Mexès.

La noche que Valdés alcanzó 108 partidos en la Liga de Campeones y se convirtió en el segundo portero con más presencias en la competición, por detrás de Casillas, Piqué le marcó un gol cuando el partido enfilaba el descanso. “Una lástima”, se lamentó Busquets que, por una vez, escuchó cómo el Camp Nou coreó su nombre tras haber marcado el segundo gol del Barça. “No es lo habitual, es de agradecer”, reconoció. “La carrera de Sergio habla por sí sola”, dijo Martino, antes de asegurar que al Milan le metió el Barcelona en el partido con el autogol de Piqué. El entrenador argentino se mostró tan preocupado por la facilidad con la que los rivales le hacen daño a su equipo: “Lo que más me preocupa es que se dé la sensación de que nos pueden empatar sin generarnos ocasiones claras”, y se mostró convencido de que su equipo sigue creciendo. “Hemos vuelto a ganar con claridad y avanzado en la idea de seguir mejorando”. El rosarino admitió que se jugó mejor en el primer tiempo que en el segundo, “aunque con menos llegada”. No quería que el equipo se estirase tanto, aunque no le desagrada la idea de juego del segundo tiempo porque el trío atacante invita a la salida rápida. “Pero hemos de ser más contundentes para no dar opciones al rival”, aseguró. “Se puede mejorar, pero lo importante es ganar” apoyó Piqué. “El objetivo era clasificarse y está cumplido. Ha sido un buen partido, pero de la nada nos hace un gol y eso da bronca”, aseguró Mascherano antes de meterse en el debate del estilo en BarçaTV: “El estilo lo definen los jugadores, no los entrenadores”, aseguró. “Xavi, Iniesta, Busi o Cesc no van a jugar nunca al pelotazo, porque no saben. Pero hemos de reinventarnos. Tenemos mucho para crecer, no estamos en el mejor momento y trabajamos para controlar mejor situaciones de juego”. En su análisis, aseguró: “No se debe confundir, atacar rápido no es llegar en dos segundos, es encontrar el momento con velocidad para que no se paren los equipos”. Por contra, destacó que el equipo es cada vez más práctico cuando defiende.

Apareció Xavi para decir que se vio a un buen Barça: “Jugamos a buen nivel, aunque sabemos que tenemos margen de mejora. El objetivo es jugar bien al fútbol y ganar. En eso creemos. A partir de ahí encontraremos antes el objetivo”. No le giró la cara a la responsabilidad que supone jugar en el Barcelona: “Sí, se nos exige mucho. Pero es es normal. Aquí solo vale la excelencia”.

En ese sentido, Andoni Zubizarreta, aseguró: “No nos vale solo ganar. Vivimos de la continuidad, no de la comparación. Sabemos de dónde venimos y creemos saber adónde vamos, pero sabemos dónde estamos y eso es mucho. A veces lo hacemos mejor o peor, pero siempre con una idea. Y me parece que, en ese sentido, este equipo crece”. Así lo corroboró Valdés: “Sabemos que hemos rozado la excelencia en años pasados.... pero lo importante es ganar partidos y títulos. El cómo también es importante, claro. Pero estamos aquí para ganar y en los días que no se pueda jugar bien, lo importante es llevarse el partido. Y creo que el rival se siente acosado ante nuestro ataque”. Neymar concluyó: “Estamos trabajando para sufrir cada vez menos. Entiendo el Barça debe dar espectáculo y tiene que jugar bien”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información