Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marisol Casado: “No creo que se haga una elección arriesgada”

La Presidenta de la Federación Internacional de Triatlón es miembro del COI, que el sábado decide quién organiza los Juegos de 2020

Marisol Casado, en agosto pasado.
Marisol Casado, en agosto pasado. diario as

Presidenta de la Federación Internacional de Triatlón (ITU), Marisol Casado (Madrid, 1956) es una de los tres españoles que forman parte del Comité Olímpico Internacional (COI), que este sábado decidirá en Buenos Aires qué ciudad organiza los Juegos Olímpicos de 2020. Aunque ni ella ni Juan Antonio Samaranch júnior ni José Perurena podrán participar en las votaciones mientras Madrid resista las cribas, parte de las posibilidades de la candidatura de la capital de España reside en su trabajo los últimos años en el seno del selecto club olímpico.

Pregunta. ¿Qué disposición ha observado últimamente entre los miembros del COI respecto a Madrid 2020?

Respuesta. Desde aquí dentro se ve todo muy igualado. Hace unas semanas en China, que fue mi último contacto olímpico, tuve la impresión de que está todo tan igualado que lo que pase en Buenos Aires, la presentación y la imagen allí, va a ser decisivo. Nos toca trabajarnos muchísimo la estancia en Buenos Aires.

P. Será también el momento de recolectar el trabajo sembrado hasta ahora…

R. Personalmente he trabajado muchísimo en la candidatura. Junto a Theresa Zabell soy la que más ha viajado, creo. He intentado, además, porque creo que ese es mi deber, conseguir algo para mi federación, y he utilizado muchos de los viajes para en algún momento trabajarme a mis presidentes, hacer lobby para no salir del programa olímpico, para que entrara el triatlón por relevos mixtos… Es un trabajo muy interesante por esa razón, porque cuando me siento con un miembro del COI tengo diferentes cosas que ofrecer y ellos que ofrecerme a mí, porque también voto.

P. Habrá sido un sin parar continuo…

Está tan igualado que la presentación en Buenos Aires será definitiva

R. Ha sido una etapa que ahora mismo se me hace dura. Ahora, por ejemplo, no me puedo quedar con todos en Río de Janeiro, porque tengo que volverme a inaugurar unos cursos en Portugal, y se me hace bastante duro, pero muy interesante. Para mí es muy fácil vender Madrid porque soy de Madrid y creo muchísimo en la candidatura, me resulta fácil venderla. Y aparte, la oportunidad de haber tejido una buena red de amistades con mis colegas, pues solo llevo tres años en el COI, me ha aprovechado mucho.

P. Tres años que habrán sido un curso intensivo de diplomacia político-deportiva…

R. Me temo que no. Realmente la diplomacia deportiva me cuesta mucho trabajo porque soy muy luchadora y lo que no tengo claro me resulta muy difícil venderlo. Muy, muy difícil. Madrid lo vendo muy bien, pero la diplomacia no es mi fuerte, y tampoco me importa. No tengo gran interés en aprender esas artes y transacciones. He estado a las órdenes de Theresa Zabell y de Alejandro Blanco, y lo que me han dirigido he hecho. Y luego, por mi cuenta, he tenido mi propia iniciativa, porque he creído desde el primer minuto que el tener tres miembros del COI era una joya que había que explotar. Y llevo tres años haciendo campaña.

P. Aunque no con diplomacia sí que habrá llegado a conocer a los miembros del COI, su psicología colectiva. ¿Qué cree que les moverá a la hora de votar? ¿Si se van a sentir cómodos en la ciudad elegida? ¿Si les cae bien la gente de esa candidatura, egoístamente visto, caprichosamente? ¿Sus oportunidades de negocio personales? ¿O tendrán una visión más grande, más de movimiento olímpico?

R. Las motivaciones son muy variadas, porque la procedencia de los miembros es muy variada, pero se piensa fundamentalmente a lo grande. Se piensa en el movimiento olímpico, y por eso se han tomado decisiones valientes, como la concesión a Río 2016. Para el movimiento olímpico fue muy importante elegir a una ciudad del continente sudamericano por primera vez. Es muy entendible que se asumiera ese riesgo, que ha sido un riesgo…

Marisol Casado: “No creo que se haga una elección arriesgada” ampliar foto
Diario AS

P. ¿Y no podría ahora asumirse un riesgo similar con Estambul, la primera ciudad de un país mayoritariamente musulmán?

R. No, no, porque creo, y es eso, lo que yo creo, pero bastante basado, que ya se ha arriesgado una vez y no se trata de arriesgar cada vez que se dan unos Juegos. Hay que dar un respiro, porque lo de Río está siendo muy penoso para mucha gente.

P. Este verano ha habido noticias de violencia callejera en Estambul, de nuevas fugas radiactivas de la central de Fukushima, lo que toca a la candidatura de Tokio. ¿Cree que al final puede ganar Madrid por eliminación, por los problemas de los otros, por miedo a las otras dos aventuras?

R. La verdad es que todo cuenta, pero está claro que a Madrid no se le ha podido sacar ninguna contra, excepto el tema gordo, gordo, que era el de la financiación. Y una vez que se ha resuelto, o mejor dicho, que parece que los miembros del COI se han convencido de que no será un problema, queda un resto, pero que es campaña de Tokio y Estambul, como es de imaginar. Y ya no hay ningún otro problema. Pero a Estambul es como si le hubiera caído una maldición.

P. Y a Tokio…

R. Eso, el miedo a la central nuclear japonesa, y creo que no les va a dar tiempo a recuperarse. Está claro que la gente del COI lo tiene en mente. No se comenta mucho, pero he estado en alguna reunión más privada y sé que la gente es consciente.

P. A Madrid, además del problema financiero, siempre le ha penalizado la imagen tradicional de España de transigir con el dopaje. ¿Cree que esa imagen ha cambiado?

A Madrid no se le ha podido sacar ninguna contra, excepto el tema de la financiación

R. Totalmente, ha cambiado. Toda la gente estaba esperando que, por favor, lo solucionáramos, y parece que se han quedado conformes con la solución que se les ha dado y no te hablan jamás de ese tema.

P. ¿Se ha repartido con Perurena y Samaranch los miembros del COI a los que trabajarse?

R. Hemos trabajado mucho en equipo, aunque nuestras agendas eran bastante complicadas, y cuando nos hemos visto en los diferentes actos olímpicos. Juan Antonio [el hijo de Samaranch] controla mucho patio porque lleva desde que nació prácticamente en el COI, yo soy un poco kamikaze y Perurena me controla. Hacemos un buen trío.

P. ¿Los Príncipes serán clave en la puesta en escena en Buenos Aires?

R. Ya está todo muy preparado, la presentación y todo lo que significa, y muy bien preparada... Y lo del Príncipe, la dedicación que tiene hacia Madrid 2020 es espectacular. Eso es lo que nos ha hecho elevarnos muchísimo. Tiene mucha presencia y ha sido olímpico, abanderado del equipo español en Barcelona 92… Y eso marca. Ha trabajado sin parar en las visitas reales y viajes. Al príncipe Federico de Dinamarca, que practica el triatlón y hace ironmen, yo le dije: “Bueno, ¿te cuento lo de Madrid?”. Y él me respondió: “No, no me lo cuentes, que en la última boda en la que nos vimos ya me lo contó el príncipe de Asturias”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información