Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

No hay rival para Conte

El Juventus gana su 29º título a la espera de ser también competitivo en Europa con Fernando Llorente

La clave ha sido la solidez defensiva (solo 20 tantos en contra); pero ninguno de sus cinco delanteros ha llegado a los 10 goles

Vidal celebra el gol de la victoria ante el Palermo. Ampliar foto
Vidal celebra el gol de la victoria ante el Palermo. AFP

No tiene rival Antonio Conte (Lecce, 1969) en la devaluada Liga italiana. Ni hay inhabilitación –cuatro meses al principio de curso por no haber informado del amaño de dos encuentros cuando entrenaba al Siena en 2010-11-, que le impida dirigir al Juventus con un liderazgo reconocido tanto dentro como fuera del campo. Es el momento de pedir un aumento de sueldo, de tres a cinco millones anuales, tras ganar esta tarde al Palermo (1-0) y asegurarse el trofeo. A la Vecchia Signora le han sobrado tres jornadas para proclamarse campeón del scudetto por 31ª vez, según sus cuentas, y por 29ª, según las cuentas de la federación, que le arrebató dos títulos (2004-05 y 2005-06) por los amaños de la calciopoli. Desde entonces, el Inter conquistó cuatro títulos seguidos, uno el Milan y ahora el Juventus recupera el reinado con dos trofeos consecutivos. Sin haber disfrutado siquiera de un goleador (ninguno de sus cinco delanteros, Macri, Vucevic, Quagliarella, Anelka y Giovinco, ha pasado de 10 dianas), pero sí un conjunto muy sólido, con pocos tantos en contra (20) y un portero, Buffon, abanicándose en su propia área, tal era el dominio de sus zagueros. A la espera de Fernando Llorente, que cobrará 4,5 millones por las próximas cinco temporadas, y los coqueteos con Ibrahimovic, loco por volver a su casa, el Juventus solo aspira ahora a volver a ser también grande en Europa.

 “Penso, quindi gioco [pienso, luego juego]”. Andrea Pirlo arranca su autobiografía con un pequeño ajuste de cuentas con el Milan, donde estuvo 10 temporadas, antes de que le dijeran: “Non puoi più fare el Pirlo”, es decir, no podía seguir siendo quien era, un jugador de 32 años, con un sueldo muy alto y la desconfianza del técnico, Massimiliano Allegri. Desde entonces, “la esencia del fútbol”, como lo define el seleccionador italiano, Cesare Prandelli, ha sumado dos scudetti en el Juventus, siendo el líder callado de los bianconeri aunque en la segunda parte de esta Liga haya notado cierto declive. Desde sus comienzos en los alevines del Brescia, donde era el más pequeño, a su paso por el “manicomio” del Inter, Pirlo ha marcado los pasos del calcio en los últimos 10 años.

Los centrocampistas han sido protagonistas: el chileno Vidal, el más decisivo; y el francés Pogba, la revelación

Y ha formado un centro del campo muy compacto con Marchisio y Vidal, acompañados casi siempre por dos laterales largos, Lichsteiner y Asamoah, arropados por la vieja guardia de tres centrales, Barzagli, Bonucci y Chielini (almendra defensiva de la selección azzurra). Andrea Barzagli, de 32 años y 40 veces internacional, ha sido el zaguero más fiable, sin un solo fallo en toda la campaña. Claro que no hay nadie que represente el fútbol vertical y agresivo del Juventus como el volante Arturo Vidal (Santiago de Chile, 1987), máximo realizador del equipo, con 15 goles en 42 partidos, 10 en la Liga. Los centrocampistas tienen mucho protagonismo en el cuadro de Conte, y la revelación ha sido el francés Paul Pogba, 5 tantos en 32 encuentros, expulsado esta tarde por escupir a Aronica. Pecado de sus 20 años. El espíritu de Conte, 13 cursos en Delle Alpi como mediocampista de brega, marca distancias en los banquillos del calcio.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información