Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mundial de motoclicismo 2013

Viñales gana otra carrera accidentada

El catalán se impone a Salom en una prueba que terminó antes de tiempo por la caída de Techer ● Rins suma su primer cero tras caer cuando perseguía al ganador

Maverick Viñales, en Jerez. Ampliar foto
Maverick Viñales, en Jerez. EFE

Otra bandera roja interrumpió el espectáculo. Otro accidente puso en alerta al paddock. El joven francés Alan Techer, de 18 años, cayó como antes habían hecho otros tantos, la mayoría a partir del décimo giro, cuando los neumáticos parecían haberse desintegrado por el calor que empezaba a sobrecalentar el asfalto del circuito jerezano. Cayó Techer, quedó tendido en la escapatoria, y una bandera roja marcó la suspensión de la prueba al tiempo que este era asistido allí mismo por un equipo de urgencias: resultó estar consciente, aunque poco más se supo de su estado en los minutos iniciales más que no corría peligro (sufrió pérdida de memoria, pero ningún daño relevante). Y, esta vez, a diferencia de lo ocurrido en Austin, donde también se paró por el tremendo accidente sufrido por Jasper Iwema –recuperado ya del susto, este domingo 14º clasificado–, la prueba había finalizado.

CLASIFICACIÓN DE MOTO3

1. Maverick Viñales (ESP/KTM) 26:57.338.
2. Luis Salom (ESP/KTM) a 0.263
3. Jonas Folger (GER/Kalex KTM) a 4.475
4. Brad Binder (AFS/Suter Honda) a 15.104
5. Jakub Kornfeil (RCH/Kalex KTM) a 18.412
6. Niklas Ajo (FIN/KTM) a 19.064
7. Zulfahmi Khairuddin (MAL/KTM) a 19.204
8. Efrén Vázquez (ESP/Mahindra) a 19.680
9. Romano Fenati (ITA/FTR Honda) a 22.763
10. Alexis Masbou (FRA/FTR Honda) a 23.138

La carrera se acabó. Así, de repente. Sin previo aviso. Se habían completado 15 de las 23 vueltas y, puesto que eso supone haber cubierto los dos tercios de la prueba, esta se dio por terminada. No hubo espacio para la estrategia. Ni para intentar un exterior, una apurada de frenada. Y el vencedor esta vez fue Maverick Viñales, que se apunta su primera victoria del año después de haberse sentido perjudicado por la suspensión de la carrera hace un par de semanas, cuando el triunfo fue para Rins. Este domingo, sin embargo, el chico amparado por Emilio Alzamora, el que parecía estar en Jerez un peldaño por encima del resto, con un ritmo inalcanzable, cometió un error cuando rodaba por detrás de Viñales, en el 11º giro y a la salida de una serie de curvas rápidas, cuando abría gas: su moto le hizo un extraño y terminó por los suelos.

Intentó volver a la pista, pero ya no fue posible con aquella moto. Así que se borró de la pelea a cuatro que mantenía también junto a Salom y Folger, los otros dos componentes de un grupo de cuatro pilotos magníficos dispuestos a repartirse los triunfos este curso. Y como en Catar ganó Salom y en Asutin lo hizo Rins, ayer le tocó a Viñales, mientras el joven barcelonés regresaba a su taller en scooter y Folger, que otra vez se descolgó, incapaz de mantener el ritmo de sus rivales, sigue esperando su momento.

Rins cometió un error cuando rodaba por detrás de Viñales, en el 11º giro y a la salida de una serie de curvas rápidas, cuando abría gas: su moto le hizo un extraño y terminó por los suelos

Rins arrancó defendiendo la privilegiada posición que le otorgaba la pole lograda el sábado. Pero pronto dejó que Viñales tomara el mando, no sabía cuánto resistirían sus neumáticos y prefería aguardar tras la rueda, fina, del de Roses. Lo hizo del mismo modo que ni Salom, ni Folger perdían detalle de cada curva. Llegaron a rodar exactamente en la misma décima (vuelta 5), tal era su coordinación, mientras dejaban atrás al resto del pelotón, liderado por el sudafricano Binder. Pero superadas las diez vueltas, donde empezaba a dibujarse la incógnita sobre el rendimiento de las gomas, Rins terminó por los suelos y Folger, algo más conservador, empezó a perder de vista a los otros dos españoles. Se sucedieron entonces las caídas, como si nadie hubiera avisado a los pilotos de los peligros del solazo, aparentemente amigo, que abrasaba el asfalto: cayó Ana Carrasco, cuando rozaba las posiciones de puntos, tras un choque con Alt; habían caído también, tras otro toque, Oliveira y Miller, y Antonelli, él solito. La última caída, la de Techer, dio por concluida la fiesta. Y Viñales se convirtió en el nuevo líder de Moto3, y junto a Salom abrió distancias con el aspirante Rins.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información