Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Nos ha faltado actitud”

Sergio Ramos hace autocrítica y Butragueño lo fía todo a la épica del Bernabéu para buscar la remontada

Ramos se lamenta. Ampliar foto
Ramos se lamenta. AFP

Terminado el partido, los jugadores del Madrid se fueron cabizbajos hacia el túnel de vestuarios del Iduna Park de Westfalia, que aún rugía enfervorizado por la exhibición de su equipo. Desfilaban los madridistas masticando una derrota dolorosa por el resultado y por el pobre juego desplegado. Los futbolistas de Mourinho transmitieron durante el juego sensaciones que tenían que ver con la impotencia, con sentirse muy superados en todos los aspectos y no poder encontrar una respuesta futbolística, ni propia ni de su entrenador. El primero en hablar fue Sergio Ramos y su discurso fue rotundo, agarrado a los galones de capitán.

“Nos ha faltado actitud, empezando por mí. Ellos han sido superiores, aunque quedan 90 minutos, pero los alemanes son difíciles para hacerles un 3-0. Cuando te toca un equipo de estos la gente se piensa que tenemos suerte. Estos partidos se ganan por colectivo, lo que han tenido ellos. Depende de nosotros. El partido merece una reflexión, pero no por los ocho goles encajados entre nosotros y el Barça en Alemania”, dijo el sevillano. Luego, matizó sus palabras: "Cuando hablo de actitud, me refiero a intensidad, agresividad y al ritmo del juego".

El Madrid ha adquirido un prestigio en segundos partidos como este y aquí hemos visto el factor que supone el público

Emilio Butragueño

Por esa autocrítica acusadora de Ramos fue preguntado Emilio Butragueño, el director de relaciones institucionales del Madrid, y su respuesta contradijo al capitán: “Yo he sido jugador y no creo que falte actitud en una semifinal de la Copa de Europa”. Butragueño apeló al Bernabéu y a los capítulos de épica histórica que él mismo llegó a protagonizar en los años 80: “Han sido mejores, pero la eliminatoria no se ha terminado y quedan 90 minutos en el Bernabéu. El Madrid ha adquirido un prestigio en segundos partidos como este y aquí hemos visto el factor que supone el público. El resultado ha sido severo, han tenido seis ocasiones y han marcado cuatro, han jugado muy bien al fútbol. Dar la vuelta a esta situación, que no la esperábamos porque llegábamos bien, es posible. En la Copa de Europa también sabemos los efectos psicológicos que se dan en los partidos, ellos por ejemplo, hoy han marcado un gol en el inicio de cada tiempo”.

Pocas veces El Buitre se ha explayado tanto en los detalles futbolísticos de un partido: “Nos ha costado la salida de la pelota porque ellos han presionado muy bien y arriba han sido muy efectivos. Lewandowski ha sido el más decisivo, juega bien de espaldas, con los pies tiene muchos recursos y una enorme capacidad de definición. Me ha recordado a Van Basten en el tercer gol, ha sido fundamental”.

Varane secundó las palabras de Ramos sobre esa falta de actitud: “Podíamos mejorar mucho en ese sentido. Cuatro goles son muchos, no podemos estar felices. Colectivamente no hemos hecho un buen partido, hemos dejado mucho espacio entre líneas, ellos han sido un bloque agresivo y compacto. Es una noche de las que se dan en el fútbol, no podemos bajar la cabeza, tenemos que darlo todo en el Bernabéu, es posible la remontada”.

“Tenemos que estar unidos pese al mal resultado. En los primeros minutos de la segunda parte, con los tres goles tan rápido, se han ido arriba y te ves superado. Nos jugamos una final en 90 minutos, habrá que sufrir mucho, pero este club no se ha rendido en toda su historia, menos en nuestro estadio. Tenemos que limpiarnos esta imagen y hacer que los 90 minutos de Madrid se les hagan largos. No puedo explicar cómo nos han metido tres goles tan rápido”, analizó el meta Diego López, que hizo un par de paradas que evitaron una sangría mayor. “Tenemos que asumir que hemos jugado mal, el único equipo capaz de remontar esto es el Madrid”, concluyó Pepe.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.