Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Un equipo total”

Stielike, Cacau y Arteta elogian la variedad de recursos del Bayern ● El Juventus se sintió abrumado por el despliegue de los alemanes

Los jugadores del Bayern celebran su clasificación para semifinales ante el Juventus. Ampliar foto
Los jugadores del Bayern celebran su clasificación para semifinales ante el Juventus. Getty Images

De poco sirvieron los exhaustivos informes que el jefe del área de análisis Gianluca Conte preparó para su hermano Antonio, técnico del Juventus. El Bayern Múnich les pasó por encima. “Nos hizo abrir los ojos porque el líder destacado de Italia quedó bastante por debajo del alemán”, admiten desde el área deportiva juventina. Un repaso y medio, cuatro goles y un solo equipo en los cuartos de final de la Champions; “nos ahogaron, tienen de todo”. Un escenario que emociona en Baviera, toda vez que se ha mostrado un equipo inflexible en la Bundesliga—campeón a falta de seis jornadas con 20 puntos de diferencia— y arrollador en Europa; un escenario, también, que podría hacer realidad la promesa del técnico Jupp Heynckes de 1990, en el balcón de la plaza Marienplatz, cuando tras celebrar la segunda Liga seguida, proclamó: “¡El año que viene, la Copa de Europa!”. Tienen armas de sobra para combatir con el Barcelona.

Presión avanzada. Juega el Juventus con tres centrales y Pirlo como ancla para sacar el cuero. “Y Pirlo apenas jugó porque no tenía espacios, porque presionaron de maravilla nuestra salida”, cuentan desde la Juve. “Es que su ejercicio defensivo es brutal”, interviene Cacau, delantero del Stuttgart; “trabajan todos y lo hacen a la vez”. Amplía Uli Stielike, campeón de la Eurocopa 1980 y exjugador del Madrid, ahora técnico del Al-Sailiya catarí: “Es un equipo muy fuerte en lo físico que sabe qué hacer cuando está arriba”. Y completan desde Turín: “Te ahogan, te roban, te tapan... Tenían todo preparado”. Solo el Arsenal le dio problemas en los octavos (1-3 en Londres; 0-2 en Múnich) de la Champions. “Pero creo que los duelos fueron más parejos de lo que expresaron los resultados”, explica el gunner Mikel Arteta; “aunque está claro que ellos te asfixian porque son muy disciplinados. Se presupone que Ribèry se desgasta con el balón porque es talentoso... ¡Pero no veas cómo corrió en nuestro estadio!”.

Ataque por todos los lados.“La fuerza del Bayern es la posesión del balón, donde dominan y también sorprenden con muchos intercambios de posiciones en el juego ofensivo (Müller-Ribèry-Robben)”, analiza Stielike. “Es que es un equipo que te llega por todos los lados. No los esperas por ahí y ya te la han metido”, subraya Cacau. “Cuando están con confianza y te cogen 25 minutos... te arrollan. Por dentro tienen el equilibrio y por fuera, el desequilibrio”, tercia Arteta. “Son impresionantes, un equipo total”, agregan del Juventus; “Los centrales tienen salida de balón; los dos laterales son largos; un mediocentro va y el otro viene para crear superioridades en las bandas; abren el juego; tocan muy rápido y precisos; Robben y Ribèry se cuelan por cualquier parte... Y si encuentran el hueco, te matan”.

Fondo de armario. Lesionado Kroos y sancionado Mandzukic para la ida, el equipo pierde la sorpresa desde la segunda línea y el punto final del juego colectivo, capaz de desbancar a Súper Mario. Unas bajas, en cualquier caso, dispares. “La falta de Kroos se suple con la entrada de Robben”, argumenta Stielike. “Esa ausencia no les debilita porque Robben está jugando de maravilla, es una de sus fuerzas”, cuenta Cacau. “Con Kroos en el campo estábamos parejos”, señalan desde la Juve; “pero cuando entró Robben ganaron en salida y llegada, en amplitud y velocidad”. Otra cosa es el delantero croata. “Inicia la presión muy bien, es muy fuerte y se pega con quien sea. Juega al borde del fuera de juego y resulta un delantero de lo más incómodo”, le define Arteta. “Es muy completo; alto, bueno de cabeza, técnicamente notable...”, enumera Cacau. “Un delantero brutal porque no solo marca goles y juega para el equipo, sino que inicia la presión, siempre en un costado, para cobrarse superioridades y, por lo tanto, el balón”, arguyen en Turín. Aunque Stielike tira de pragmatismo: “Hay otros delanteros como Pizarro o Gómez. Y el Bayern es un equipo muy equilibrado que no tiene la dependencia del Barca con Messi”.

Competitividad germana. “Nos ganaron 2 a 0 y vinieron a Delle Alpi a meter uno, otro, otro, y otro... No especulan nada”, anuncian desde el área deportiva juventina. “Creo que eso lo aprendieron de nuestra eliminatoria, porque en el segundo partido les marcamos pronto y entonces se midieron...”, explica Arteta; “pero en Italia jugaron con mucho aplomo, como en la Bundesliga”. Competición que han ganado antes que nadie en la historia, con solo 13 goles recibidos. “Ese triunfo le libera” entiende Stielike; “y así el técnico puede dar descanso a los jugadores que crea conveniente”. Recoge el testigo Cacau: “Pero seguirán siendo competitivos porque la semana que viene juegan la semifinal de la Copa \[ante el Wolfsburgo\] y pueden lograr el triplete”.

El punto flaco.“Es un equipo muy acostrumbrado a ganar y eso le hace tomar riesgos”, expone Arteta; “juega con cuatro por fuera y si le quitas la pelota y le atacas, se le puede hacer daño. Creo que ahí es donde resulta un equipo menos bueno”. Así lo entienden desde el Juventus: “Nuestro error fue que seguíamos intentando tocar, jugar… y que no probamos el pase largo a la espalda de la defensa, al hueco que dejan los laterales. Sobre todo porque sus centrales no son muy rápidos”. Tesis que comparte Stielike: “Existe cierta falta de velocidad en el centro de la defensa”. Más o menos lo que opina Cacau: “</CO>El central Dante está jugando una gran temporada, pero a su lado, Van Buyten va a días y sufre con los delanteros rápidos, al igual que el recambio Boateng”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información