Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Orinaba pis negro”

Las comparecencias de Vicioso y Serrano, ingresado durante semanas en un hospital por una "infección medicamentosa", cierran hoy semanas de testimonios de ciclistas en los juzgados

Tyler Hamilton declara por videoconferencia. Ampliar foto
Tyler Hamilton declara por videoconferencia. DIARIO AS

No hablará finalmente Alberto Contador, ganador del Tour, el Giro y la Vuelta, porque la defensa de Manolo Saiz desistió finalmente de contar con su testimonio. Sí lo harán hoy viernes Ángel Vicioso y Marcos Serrano, que en 2006 abandonó el Giro y fue ingresado en un hospital italiano, del que sería luego trasladado a uno español, por una "infección medicamentosa" mientras su pareja le escribía un mensaje al doctor Fuentes preguntándole por el origen de ese mal. Sus palabras cerrarán semanas de declaraciones de ciclistas y ex ciclistas. Estos fueron los momentos más destacados.

Tyler Hamilton. “Orinaba pis negro” El excampeón olímpico, compañero de equipo de Lance Armstrong, resumió cuánto pagaba por los tratamientos de Eufemiano Fuentes (entre 25.000 y 50.000 euros por las transfusiones de sangre, productos dopantes aparte) y lo mal que le habían sentado: “La insulina me provocó sudor, me disparó el ritmo cardíaco y me hizo sentir extraño. En julio de 2004 [sería durante el Tour y antes de los JJOO] me hizo una transfusión que me dio fiebre”.

Jesús Manzano. “Un día vais ladrando y otro mugiendo”. El exciclista recordó cómo Vicente Belda, que era el director de su equipo, bromeaba con los productos dopantes que consumían: Oxyglobin (una hemoglobina artificial y peligrosa obtenida de sangre de perros) y Actovegin (gas bus en el argot, extracto de sangre de ternera joven). Era la cara oculta del Kelme.

Ivan Basso: “Acordé pagar 70.000 euros a Fuentes”. Doble campeón del Giro de Italia, el ciclista italiano siempre ambicionó el Tour. Con la ronda francesa como objetivo, se sacó sangre para reinfundírsela en el verano de 2006. “La congelación permitía conservar la sangre muchos años y poder utilizarla mucho después, pero no hubo posibilidad de utilizarla”, le contó a la juez por videoconferencia.

Jörg Jaksche: “Solo hemos pagado los deportistas, con sanciones y con los riesgos que hemos corrido”. En un emotivo relato, el exciclista alemán repasó su relación con el doctor Fuentes y cómo doparse formaba parte de la cultura de su deporte. “Nadie me obligaba”, dijo. “Hacía lo que se esperaba de mí”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.