Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El gol de Cristiano solo lo puede hacer Messi”

Ferguson elogia la actuación de De Gea y justifica el sacrificio de Rooney para "cubrir el centro del campo"

Ferguson y Cristiano se saludan al término del partido. SERGIO PÉREZ

Sin los carrillos encendidos como en otras grandes citas, sobre todo en las que sale perdedor, Alex Ferguson se presentó en la sala de prensa del Santiago Bernabéu relajado, con la sensación de que el empate a uno es un buen resultado, aunque no definitivo. Primero, como es costumbre en él, antes de afrontar las preguntas, hizo una disertación sobre lo que para él fue el partido. “Antes del partido habíamos pensado que un 1-1 podía ser bueno. El Bernabéu es un lugar difícil para jugar, la primera mitad estaba un poco decepcionado por lo atrás que estábamos defendiendo. Le dimos demasiadas oportunidades. De Gea estuvo magnífico”.

En ese primer resumen de lo sucedido, el único jugador elogiado fue su portero. De Gea se ha convertido en una apuesta personal de Ferguson y su actuación de anoche, salvo en un par de despejes de puño en sendos saques de esquina —el mal que se le achaca en Inglaterra—, reforzó ese apoyo que ya le dio en la previa. De Gea hizo tres paradas de mérito: un remate cercano y esquinado de Özil que tapó con el cuerpo, una mano apurada a un tiro raso de Coentrão que desvió con la punta de los dedos al poste y la parada de la noche con un pie en aire, en el segundo tiempo, con Coentrão también como protagonista. “Como les dije en la previa, David [De Gea] ha mejorado durante toda la temporada. Estoy contento y el también por volver a Madrid y jugar así. Lo ha hecho muy bien”, recalcó el técnico del United.

“Ha sido un gran partido. Los dos equipos hemos podido llevarnos la victoria. Para nosotros, por ser fuera de casa y el Bernabéu, es un buen resultado. Sabíamos que el Madrid tiene una contra muy fuerte, con jugadores muy rápidos, y que teníamos que estar bien colocados atrás y la ocasión que tuviéramos meterla”, analizaba De Gea, que también explicó esa parada tan acrobática como poco ortodoxa: “Ha sido muy rápido. He tenido la suerte de pararla sacando el pie. Estoy contento con mi actuación”. “La eliminatoria no está cerrada, estamos hablando del Madrid, uno de los mejores del mundo. Van a ir allí con todo”.

No le culpó Ferguson del gol del Cristiano, ni siquiera a Evra, que le marcaba: “Estoy orgulloso de Cristiano, su gol no sé cómo describirlo, tendría que decirle algo a Evra, pero si se fijan, la rodilla de Cristiano está en la cabeza de Evra. También marcó así en la final de la Champions en Moscú. Es el mismo tipo de salto, tiene mucho poder en su juego de cabeza. Solo Messi puede hacer eso”.

Ferguson no le dio la razón a Mourinho cuando este dijo que no habían salido a ganar: “Sí, claro que salimos a ganar, los jugadores atacantes eran cuatro, Welbeck, Rooney, Van Persie y Kagawa, pero cuando juegas fuera todo es diferente, por eso estaba decepcionado en la primera parte. No utilizamos bien la posesión, en la segunda parte sí lo hicimos bien al contragolpe. El gol a domicilio es importante, el Madrid es un gran equipo al contraataque, pero tengo mucha ilusión”.

Es un honor que un estadio como el Bernabéu me aplauda

Ryan Giggs

El planteamiento de Ferguson, pese a los delanteros que dispuso, estaba destinado a tapar los contragolpes del Madrid por las bandas: “Rooney hizo cosas tácticamente diferentes para asegurarme de cubrir el centro del campo. Lo hizo bien”. “Welbeck también estuvo maravilloso, al final le dio ese calambre, trabajó mucho”, prosiguió el técnico, que siguió con las loas a sus peones defensivos: “Jones ha estado fantástico, también, puede jugar de lateral en las dos bandas y en el centro del campo como ha hecho hoy. Con 20 años tiene un gran potencial”. Van Persie, que estrelló un balón en larguero y al que Alonso sacó un gol sobre la línea, también era de la misma opinión que su técnico: “El resultado podía haber sido mejor, la vuelta será un gran partido y a mí me gustan los grandes partidos”. “Es un honor que un estadio como el Bernabéu me aplauda”, reconoció Giggs, y auguró “un partido igualado en Old Trafford”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información